GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

Suspendido por incomparecencia de testigos el juicio por tiroteo con 100 disparos en Guadahortuna

El tribunal ha barajado suspender, en un primer momento, la vista prevista para este martes por la hospitalización de uno de los acusados, si bien ha recibido el alta médica, y se le ha comunicado que debía de presentarse en la Audiencia

El juicio previsto para este martes en la Audiencia Provincial de Granada con cinco acusados por un tiroteo, en el que se llegaron a producir “cerca de cien disparos entre unos y otros” en Guadahortuna, ha sido suspendido por la incomparecencia de algunos de los testigos propuestos por las partes.

Así lo han señalado fuentes del caso a Europa Press acerca de este juicio que, en principio, estaba señalado para este martes y este miércoles, y que ahora queda pendiente de nueva fecha.

Según el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, que pide penas de hasta seis años y medio por estos hechos, la noche del 26 de julio de 2015, a consecuencia de “desavenencias familiares”, tres de los procesados, de 55, 52 y 41 años, con una escopeta cada uno, buscaron en una calle de Guadahortuna a los otros dos, de 49 y 35 años, que exhibieron una escopeta de cañones recortados, y una pistola del calibre 22 “en perfecto estado de funcionamiento”.

El tribunal ha barajado suspender, en un primer momento, la vista prevista para este martes por la hospitalización de uno de los acusados, si bien ha recibido el alta médica, y se le ha comunicado que debía de presentarse en la Audiencia, que finalmente no ha celebrado el juicio por la incomparecencia de algunos de los testigos propuestos, han especificado las citadas fuentes.

Los acusados lo están por la presunta comisión delitos de tentativa de homicidio y ninguno de ellos posee el preceptivo permiso de armas. En el tiroteo, los acusados de 49 y 35 fueron a refugiarse al domicilio de uno de ellos, y, resultó herido un menor de edad en aquel momento que estaba en la casa y un vecino.

Se produjeron, hace constar el fiscal, “cerca de cien disparos entre unos y otros, siendo incautados posteriormente por la Guardia Civil tanto en la vía pública como en la fachada e interior de la vivienda multitud de cartuchos de caza del calibre doce, así como vainas del calibre 22”.

Uno de los procesados del otro grupo –con lesiones por perdigones en la pierna y la ingle izquierdas y el glúteo– ejerce la acusación particular contra los otros dos, al haber resultado el único con heridas. Un grupo de familiares ha increpado en los accesos a la Audiencia, en Plaza Nueva de Granada, a algunos de los acusados personados para asistir al juicio, que finalmente no se ha llegado a celebrar.

En su día, dos vehículos que estaban estacionados en el lugar de los hechos “resultaron con daños producidos con instrumentos de tipo cortante”, sin que haya sido posible “determinar la autoría de los mismos”.

Para el Ministerio Público, los hechos suponen la presunta comisión de delitos de homicidio en grado de tentativa, tenencia de arma prohibida, tenencia ilícita de arma de fuego corta, y tenencia ilícita, por los que pide en total seis años y medio de prisión para cada uno de los dos familiares que se fueron a refugiar en la vivienda, y de cinco años y ocho meses para cada uno de los otros tres, con las respectivas órdenes de alejamiento entre ellos por diez años.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.