GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

Sierra Nevada sólo ha cerrado media jornada por mal tiempo en lo que va de temporada

Sierra Nevada ha cerrado este año una de las mejores Navidades de su historia tras registrar 154.300 esquiadores y 36.400 usuarios de actividades ajenas al esquí, para sumar más de 190.000 visitantes desde el 23 de diciembre al 6 de enero
La estación de esquí de Sierra Nevada sólo ha cerrado media jornada, el pasado 13 de diciembre, a causa del mal tiempo, desde que abriera sus puertas el 24 de noviembre esta temporada, una situación que se prevé se mantenga en los próximos días, con temperaturas bajas y producción de nieve con alto nivel de eficiencia.

El jueves 13 de diciembre las fuertes rachas de viento que azotaron Sierra Nevada, de hasta cien kilómetros por hora, y la escasa visibilidad obligaron al cierre de la estación de esquí un poco antes del mediodía, según informaron a Europa Press fuentes de Cetursa, la empresa pública que gestiona el recinto invernal granadino.

Posteriormente, Sierra Nevada ha cerrado este año una de las mejores Navidades de su historia tras registrar 154.300 esquiadores y 36.400 usuarios de actividades ajenas al esquí, para sumar más de 190.000 visitantes desde el 23 de diciembre al 6 de enero.

La presencia de temporales está íntimamente ligada a la presencia de precipitaciones. En ese sentido, ese 13 de diciembre fue el último día que nevó en la estación granadina, cuando cayeron entre cinco y diez centímetros de nieve, según han precisado desde Cetursa.

Sin embargo, las fuertes rachas de viento obligaron al cierre de los remontes y la estación a última hora de la mañana. Con la escasa visibilidad, son las dos razones principales por la que se procede a esta medida cuando es necesario.

Las anteriores nevadas son del mes de noviembre. Cabe destacar, en este sentido, que la falta de nieve estas fiestas navideñas en España ha provocado que menos de la mitad de las estaciones de esquí españolas permanezcan abiertas.

En el caso de Granada, las temperaturas están siendo bajas y se produce nieve con alto nivel de eficiencia, han agregado en Cetursa.

La temporada pasada, dos temporales dejaron abundantes precipitaciones a principios de diciembre y de enero, y, en total, la estación de esquí permaneció cerrada 15 días, tres de ellos parciales, principalmente en marzo, por la adversa meteorología.

Según los datos oficiales del cierre de la temporada 2017-2018, fue un número de cierres muy superior a la media (+66 por ciento) con claras consecuencias sobre la afluencia y la ocupación hotelera. Dado que siete de las doce jornadas de cierre coincidieron con festivos o fines de semana, se calculó una pérdida de unos 100.000 esquiadores por esta circunstancia.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.