GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

Pilar Rivas exige al Ayuntamiento que proteja nuestro patrimonio más valioso que es el natural

La Concejala también pide al Patronato de la Alhambra que paralice de inmediato las talas en la ladera de la Alhambra

Rueda de prensa de Pilar Rivas con la asociación Oppidum Eleberis

La forma en la que se ha acometido el mantenimiento del Rio, con talas que entendemos totalmente innecesarias, como las talas que se están produciendo desde hace dos meses en la ladera de la Alhambra ponen en evidencia que ni el Ayuntamiento ni el Patronato tienen especial consideración con nuestro patrimonio arbóreo. Y desde luego siembran así muchas dudas cuando presentan un proyecto “Carmenes del Darro” que más se parece a uno de tantos proyectos especulativos que abundan en la turistificación de nuestros espacios protegidos.

Un estudio de detalle cuajadito de “detalles” incongruentes con nuestro patrimonio e incoherentes con la situación climática y de crisis medioambiental en la que nos encontramos, expresa la Candidata a la Alcaldía por El bienestar de la gente. Un par detalles que sí son necesarios, la reconstrucción de la Acequia de Romaila y la rehabilitación del conocido Hotel Reuma, enmarcan un proyecto invasivo e inexacto, que reincide en la cultura del asfalto en uno de los mayores pulmones de la ciudad, de incalculable valor ecológico, paisajístico, cultural, historíco, geológico y biológico, con o sin declaración de Bien de Interés Cultural, porque los granadinos no necesitamos que nos digan cuándo lo nuestro es de interés cultural, lo que necesitamos es que se proteja, afirma Rivas.

Pedimos al Patronato de la Alhambra que paralice de inmediato las talas. La gestión del arbolado, un arbolado que debe estar catalogado e inventariado, debe contar como mínimo con la participación ciudadana y la debida publicidad, antes de acometer ninguna actuación. Los árboles no son meros objetos ornamentales, forman parte de la vida de las personas, de su paisaje diario, son el hábitat de cientos de aves e invertebrados que forman un ecosistema del que formamos parte de manera ineludible, y que necesitamos más que nunca.

Por su parte el Ayuntamiento tampoco está demostrando mejores actitudes, creando falsos consensos relativos a la posibles inundaciones, acometen talas de arboles que suponen la mejor sujeción del terreno, es algo, como poco, incomprensible. Una cosa es el mantenimiento del cauce del río y otra bien distinta la tala de árboles que dificulten la visibilidad desde algún punto estratégico de cara al visitante. Ejemplo de una gestión deficiente que no ofrece ni garantías ni seguridad a unos vecinos, que solo buscan protección de sus instituciones.

Y con estas mimbres nos presentan un proyecto que ni acierta en los detalles ni ha sido una vez más participado de hecho, como denuncia la Asociación Oppidum Eleberis. Se fundamentan en la necesidad de rehabilitación de la Acequia Romaila y del conocido “Hotel Reuma” ambas cosas necesarias, para colarnos un proyecto turístico que destruirá ese entorno natural y lo llenará de turistas como en el resto del barrio. Unas mimbres, las podas y talas, que más parecen la antesala de un callejón sin salida.

Si lo que quieren es descongestionar la Carrera del Darro tendrán que medir los indices de saturación de visitantes, en un barrio que ya no soporta un grupo guiado más, ni una terraza más en sus plazas, ni un hotel más en sus calles, ni una franquicia más llena de objetos para el recuerdo de sábe dios qué cultura que no es la nuestra.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.