Imprimir esta noticia
PROVINCIA

La Guardia Civil ha detenido a 20 personas por requisitorias judiciales durante el mes de junio

El instituto armado de Maracena detuvo el pasado 15 de junio a un individuo de nacionalidad española, de 49 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas

Redacción | 2 de julio de 2019
GUARDIA CIVIL
GUARDIA CIVIL

La Guardia Civil durante el mes de junio de este año ha detenido en la provincia de Granada a 20 personas reclamadas judicialmente por diferentes delitos, o para que ingresaran directamente en prisión a cumplir condena.

Uno de los cometidos habituales de la Guardia Civil son los de mantener y restablecer el orden público; prevenir y evitar la comisión de delitos, y detener a delincuentes y personas requisitoriadas, es decir a los “procesados rebeldes” sobre los que hay dictada una orden de búsqueda, localización y detención, ya sea para presentarlos ante la autoridad que los reclama, o para que ingresen en prisión.

A lo largo del mes de junio de 2019 la Guardia Civil ha localizado a 20 “procesados rebeldes” en la provincia de Granada. La unidad más activa de la provincia ha sido la Guardia Civil de Guadix con la detención de 3 requisitoriados. A Guadix le siguen la Guardia Civil de Maracena con 2 y la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil de Granada con 2 personas detenidas reclamadas judicialmente.

Entre las actuaciones más destacadas están las detenciones en Huéneja, Maracena y Pulianas de tres individuos que, además de constarles órdenes de detención, estaban reclamados para que ingresaran en prisión.

La Guardia Civil de Maracena detuvo el pasado 15 de junio a un individuo de nacionalidad española, de 49 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza en las cosas, sobre el que además existía una requisitoria en vigor para que ingresara en prisión.

En otra intervención, los agentes de la Guardia Civil de Maracena detuvieron el pasado 21 de junio a un individuo de nacionalidad española, de 28 años de edad y numerosos antecedentes policiales, por un delito contra la salud pública por cultivo de droga, al que además le constaba una requisitoria de ingreso en prisión.