Imprimir esta noticia
PROVINCIA

PP pide controlar los horarios y aforos de los locales de comida rápida y presencia policial en Pedro Antonio de Alarcón

El Grupo Municipal Popular ha presentado una moción para exigir la regulación de todos los establecimientos para que compitan en igualdad de condiciones y respeten la normativa

Redacción | 24 de noviembre de 2021
Imagen de la visita a Pedro Antonio de Alarcón (PP)
Imagen de la visita a Pedro Antonio de Alarcón (PP)

El portavoz del Grupo Municipal Popular, César Díaz, ha visitado Pedro Antonio de Alarcón junto a vecinos y empresarios del entorno para presentarles la moción que el PP llevará al próximo pleno exigiendo un mayor control de los establecimientos de comida rápida.

Durante la visita, Díaz ha mostrado su preocupación ante los graves problemas de “inseguridad, convivencia y falta de limpieza” en esta zona pero también en otros barrios de una ciudad que “se degrada por momentos mientras el alcalde mira para otro lado”. En este sentido, ha lamentado que, en los últimos meses, se hayan registrado varias peleas multitudinarias en ciertos establecimientos para los que ha exigido un mayor control así como el cumplimiento estricto de la normativa que evite “grandes aglomeraciones o concentraciones de personas donde, generalmente, se están produciendo esas peleas y agresiones”.

En concreto, la moción, que se debatirá el próximo viernes en el Pleno, propone crear un plan especial en el entorno para revisar las licencias y declaraciones responsables de todos los establecimientos para ver si se ajustan a la legalidad; realizar inspecciones periódicas para garantizar la calidad y el buen cumplimiento de las medidas sanitarias de los alimentos; actuar sobre los horarios de cierre y comprobar aforos, distancias de seguridad, uso de mascarillas, o la venta de bebidas a menores.

De esta forma, los populares desean que todos los negocios cumplan la normativa evitando las reyertas así como “jueguen con las mismas cartas” a la hora de vender sus productos pues, el “descontrol actual” hace que ciertos restaurantes tengan una hora de cierre mientras que otros, acogiéndose a otra normativa, puedan estar abiertos durante toda la noche circunstancia que favorece la concentración de personas “en algunos casos pasadas de copas” que crean un clima que “en ocasiones ha acabado en peleas y agresiones”.

“El Ayuntamiento no puede permanecer impasible ante el grave deterioro de la convivencia que se está generando en Pedro Antonio de Alarcón” ha dicho el edil quien ha recordado que, el mismo fin de semana que la concejal de Seguridad “hablaba de noches tranquilas y sin sucesos, había habido navajazos”. Así, el edil, -que la pasada semana pidió amparo al Defensor del Ciudadano, Manuel Martín, así como mantuvo un nuevo encuentro con los vecinos afectados de Ganivet y Pedro Antonio, ha instado al PSOE a dejar de “obviar el problema” y convocar una junta local de seguridad así como poner en marcha este plan de control de establecimientos para “poner orden en la zona”.

Por su parte, el propietario de Frankfurt's Bocanegra, Iván Padrones, se ha mostrado a favor de este plan de acción con el que “no pretendemos el cierre de ningún negocio” si no que “deseamos que todos los negocios compitan en igualdad de condiciones, cumpliendo la normativa de horarios, aforos o modelo de negocio y evitando la competencia desleal”.

Por último, Jesús Valero, vecino del distrito Ronda, ha remarcado que, en los últimos meses “estamos asistiendo a una situación de inseguridad ciudadana, insalubridad y agresiones permanentes” que requieren de una actuación permanente mucho más estricta por parte del equipo de Gobierno y de la Policía. En este sentido, Valero ha mostrado su preocupación porque “estos graves problemas de convivencia que afectan a Pedro Antonio, también se están dando en zonas como Plaza Menorca, Emperatriz Eugenia, calle Sol, Plaza Einstein, la Glorieta de Arabial o el Parque García Lorca”, un espacio que, a pesar de cerrar a las 22:00 se ha convertido en un sitio de moda para hacer botellón. Situación que está “afectando gravemente al sagrado derecho al descanso y a la seguridad de los vecinos por lo que necesitamos soluciones”.