Imprimir esta noticia
PROVINCIA

IU exige la reapertura y acondicionamiento del Parque Zen de Granada

Junto a la Asociación Por Un Realejo Habitable y la Asociación de Amigos del Parque Zen, han instado al Ayuntamiento y Consejería de Cultura la remodelación y mantenimiento de este espacio “vital para el desarrollo cultural y para la salud de las vecinas

Redacción | 16 de abril de 2021
Imagen de la visita al Parque de la ZEN (IU)
Imagen de la visita al Parque de la ZEN (IU)

Izquierda Unida Granada ha mantenido un encuentro, organizado por miembros de la Asamblea Granada Ciudad, junto a integrantes de las asociaciones granadinas Por un Realejo Habitable y Amigos del Parque Zen para elevar propuestas al Parlamento que incidan en el mantenimiento y reapertura del Parque Zen, que ahora se encuentra en un estado “calamitoso” desde hace más de un año, ya que está vallado, inaccesible y con infraestructuras, árboles y plantas en deterioro. 

Tal y como han explicado las vecinas y vecinos del barrio, exigen una remodelación sencilla y funcional, así como el establecimiento de un canal de comunicación fluido por parte de las autoridades municipales “para que este espacio pueda ser disfrutado y conservado como merece”. Han advertido además que el espacio corre peligro, “puesto que el silencio de las autoridades municipales y el deterioro progresivo del parque puede suponer su clausura definitiva”.

Desde las asociaciones han apelado a la “vital importancia” de este parque ubicado en uno de los barrios históricos y céntricos de la ciudad. Así, han subrayado que no hay espacios verdes más allá de la Alhambra y el Parque de los Príncipes, “por lo que es prioritario protegerlo y conservarlo promoviendo herramientas desde las instituciones”.

Desde la Asociación de Amigos del Parque Zen, Carmen Gracia, ha recordado que desde que cerraron el parque desde hace un año y medio están esperando que se retome su apertura. “Nos dijeron el 14 de 2019 que sería para cuatro meses, que enseguida estaría bien, pero continuamos en pandemia y con el parque cerrado”. 

“No podemos vivir así, tenemos que buscar una solución rápida para poder disfrutarlo”, ha insistido Gracia, a lo que ha añadido que el cierre o anexión con el parque monumental de al lado “supondría una pérdida para la ciudadanía que no vamos a consentir mientras nos queden fuerzas, ya que necesitamos un parque público para todas las granadinas y granadinos”.

Margarita Arango, representante de la Asociación Por Un Realejo Habitable, ha recordado que llevan más de un año y medio luchando por recuperar este espacio vecinal “que el Ayuntamiento pretende arrebatarnos”. Arango ha explicado la voluntad de “rescatar este espacio para nuestros hijos, vecinos y personas mayores y no para el turismo voraz” que, según ha alertado, “ya ha demostrado que hace un agujero bastante importante a nivel social y humano”.

El parlamentario de IU en UP, Chus Fernández, ha subrayado que van a diseñar “todos los mecanismos necesarios a través de iniciativas parlamentarias para dar respuesta a las demandas del colectivo vecinal”. Además, ha reivindicado la postura de la formación en cuanto a los espacios públicos “que han de estar en buen estado, accesibles para la población y, sobre todo, en este tiempo de pandemia que ha demostrado que los lugares de esparcimiento natural son vitales para la salud y bienestar de la población”. 

Por su parte, la diputada y coordinadora provincial de IU Granada, Mari Carmen Pérez, ha defendido la necesidad de “blindar” los espacios verdes y abiertos y más en un barrio con las características urbanísticas del Realejo. Ha abogado además por favorecer un uso “íntegro” del parque y por “abandonar” el discurso de “falta de recursos”. 

Pérez ha reiterado que hay presupuesto para llevar a cabo las mejores que solicita la sociedad civil, “pedimos que no se engañe a las vecinas y vecinos y que se ejecuten las competencias municipales; aunque estemos en pandemia la vida funciona y no hay parálisis política.” Además, ha afeado a las instituciones que “más que una cuestión de bloqueo a causa de la pandemia, parece una cuestión de voluntad”.