Imprimir esta noticia
POLÍTICA

El PSOE de la capital se persona como acusación particular en el caso de las contrataciones fantasma en Emucesa

La formación política acusa a los procesados de un delito continuado de prevaricación, un delito de malversación, y un delito de fraude a la Seguridad Social

Redacción | 12 de junio de 2019
Miguel Ángel Fernández Madrid y Baldomero Oliver en rueda de prensa (PSOE)
Miguel Ángel Fernández Madrid y Baldomero Oliver en rueda de prensa (PSOE)

Miguel Ángel Fernández Madrid, edil del PSOE en el Ayuntamiento de Granada, y vicepresidente de EMUCESA, ha expuesto ante los medios de comunicación que su formación política ha presentado “hoy mismo, el escrito de acusación por el que solicita ser parte en el proceso abierto en el caso de las contrataciones fantasma en la empresa que gestiona el cementerio”. Los hechos, que comenzaron en 2005, implican a dos concejales del PP, Eduardo Moral, fuera ya de la Corporación municipal, y María Francés, todavía concejala del PP en el Ayuntamiento de Granada.

Para Madrid, “los hechos que provocaron este caso, uno más en el rosario de asuntos relacionados con la corrupción política heredados de la gestión del PP de Sebastián Pérez, acreditan que el PP usó al Ayuntamiento de la Granada como un auténtico cortijo, poniendo al servicio de unos amigos áreas como las de Urbanismo, con la única finalidad de enriquecerlos; haciendo del Ayuntamiento una agencia de colocación para pagar favores o para provocarlos; o usando a empresas públicas municipales para blanquear sus propias cuentas, todo eso bajo la presidencia de Sebastián Pérez”.

El edil del PSOE ha enumerado los delitos que, a juicio de los servicios jurídicos, están presentes en este caso, y que no son otros que uno continuado de prevaricación, otro de malversación y uno de fraude a la Seguridad Social. En este último, Madrid se ha detenido para exponer que “en el colmo de la mala fe, algunos de los responsables en este caso, amparados por sus superiores, llegaron a cobrar las prestaciones por desempleo, aprovechándose de unas cotizaciones fraudulentas”. El propio dirigente socialista ha aclarado que, “en todo este asunto, el señor Pérez le ahorró a su partido, a base de contratar en EMUCESA a personas que solo estaban para trabajar para el partido, más de 335.000 euros que hemos tenido que pagar entre todos. Y este es el modo de trabajo que aspira a volver a gestionar el Ayuntamiento de Granada y por el que algunos partidos están dispuestos a  apostar, a pesar de todos los precedentes que hemos tenido en Granada, una ciudad castigada por la corrupción política y que tiene al PP señalado como uno de los partidos más corruptos del país”.