Imprimir esta noticia
PROVINCIA

El 95 por ciento de los hoteles de la Costa Tropical cierra temporalmente tras el verano

Empresarios apuntan a que la "curva de contagios y fallecidos" por Covid-19 va "in crescendo"

Redacción | 24 de septiembre de 2020
Sombrillas en la playa (ASOCIACIÓN CHIRINGUITOS COSTA TROPICAL)
Sombrillas en la playa (ASOCIACIÓN CHIRINGUITOS COSTA TROPICAL)

Un 95 por ciento de los hoteles que han estado abiertos durante la temporada de verano en la Costa Tropical, en Granada, con unas 6.500 camas disponibles, van a cerrar temporalmente a la espera de la evolución de la pandemia de covid-19.

Según la estimación facilitada por el presidente de la Asociación de Hoteleros de la Costa Tropical, Jesús Megías, ha indicado, en declaraciones a Europa Press, que, en el mejor de los escenarios, la reapertura podría situarse a principios de la primavera de 2021, y, en el peor, a partir del 1 de mayo, ya de cara al verano próximo.

Las causas por las que la inmensa mayoría de los empresarios va a optar por el cierre temporal radica en que la "curva de contagios y fallecidos" por coronavirus va "in crescendo", ha señalado Megías, en relación a las "órdenes estrictas" de no viajar que tienen los visitantes de mercados como el escandinavo, el belga o el francés, que han aumentado notablemente en los últimos años en este destino andaluz.

A ello se suma que los grupos de mayores del segmento de tercera edad, "no del Imserso", ha matizado el presidente de la patronal, "no pueden venir tampoco" por precaución ante la pandemia, con lo que ello supondrá para la costa granadina, en tanto que, provenientes sobre todo del resto de Andalucía, Valencia o Madrid, conformaban buena parte de la demanda, principalmente en fines de semana.

En este contexto, "es un absurdo tener abierto un establecimiento" o iniciar campañas de promoción, ha lamentado Megías, quien ha pedido la ayuda de las administraciones públicas, también las locales, para afrontar un "otoño muy complicado" tras "una temporada de verano nefasta", por la que los empresarios han de afrontar ahora pagos de suministros que se suman a tasas como la del IBI.