Imprimir esta noticia
SUCESOS

Detenido un varón por agredir a un médico en un centro hospitalario de la ciudad

El presunto agresor había sido atendido momentos antes por el facultativo e iba a ser dado de alta

Redacción | 9 de julio de 2020
Coche Z de la Policia Nacional (POLICIA NACIONAL)
Coche Z de la Policia Nacional (POLICIA NACIONAL)

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada a un varón de 48 años y nacionalidad española, con numerosos antecedentes policiales anteriores a este suceso, como presunto autor de
una agresión física cometida contra un facultativo de un centro hospitalario granadino, llevada a cabo en su consulta y tras haber atendido al presunto agresor. El detenido ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial.

Médico agredido tras atender a un paciente que iba a dar de alta

La agresión tuvo lugar la madrugada del pasado día 8 de julio en un conocido hospital de la ciudad, cuando un varón de nacionalidad española y 48 años de edad, que acababa de ser atendido por un médico del centro hospitalario, irrumpió en la consulta del mismo de forma violenta. En esos precisos momentos el facultativo se encontraba rellenando el parte de alta del mismo. De forma inesperada el paciente se abalanzó sobre él y, propinándole un fuerte empujón, acabó por derribarlo sobre el mobiliario de la consulta, llegando a sujetarle por un brazo, presumiblemente con la intención de continuar con su agresión. El médico pidió auxilio, acudiendo los vigilantes de seguridad del centro, quienes tuvieron que reducir al presunto agresor para evitar nuevas agresiones hasta la llegada de la dotación policial que efectuó su detención y traslado hasta dependencias policiales.
El Interlocutor Policial Sanitario y la Instrucción 3/2017 de la S.E.S

La Policía Nacional cuenta con la figura del Interlocutor Policial Nacional Sanitario que se encarga de coordinar, cooperar, desarrollar y ejecutar las actuaciones relacionadas con cualquier manifestación de violencia o intimidación a personal sanitario. Además, son el punto de contacto permanente con los representantes de los centros médicos, colegios profesionales y autoridades territoriales competentes. 

La figura del Interlocutor Policial Nacional Sanitario fue creada para poner freno a las agresiones a nivel nacional, garantizando una atención personalizada a los profesionales sanitarios que sufran violencia o amenazas. 

Con el objetivo principal de disminuir los actos delictivos cometidos en centros médicos, el interlocutor mantiene continuas reuniones con el sector sanitario para  establecer una comunicación más fluida y adoptar las medidas de seguridad para disminuir el riesgo. Además ofrece asesoramiento a los centros que lo soliciten para prevenir agresiones y formar a los propios sanitarios con medidas de autoprotección. A nivel territorial, otros 56 agentes desarrollan la función en las principales ciudades de toda la geografía nacional, tomando el nombre de “Interlocutores Policiales Territoriales Sanitarios”.

Otra valiosa herramienta legal en la lucha contra este tipo de agresiones es la Instrucción 3/2017 de la Secretaria de Estado de Seguridad, sobre medidas policiales a adoptar frente a agresiones a profesionales de la salud, en ella y entre otras medidas, se establece un procedimiento de actuación común dentro del ámbito de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ante cualquier tipo de agresión o manifestación de violencia e intimidación dirigida a médicos y profesionales de la salud, comprendiendo por tanto, cualquier conducta susceptible de encuadre dentro del concepto de agresión física o agresión verbal, así como aquellos actos que supongan infracción penal directamente relacionada con la actividad sanitaria.

Especial protección en el Código Penal para los profesionales de la salud

Igualmente cabe destacar que las agresiones a estos tienen consecuencias jurídicas derivadas del vigente Código Penal (art.550), dado que hace extensible el Principio de Autoridad a toda persona que ejerce su trabajo en un centro de atención primaria, de salud u hospital, calificándose jurídicamente como atentado a la autoridad las agresiones sufridas en el ejercicio de sus funciones por los profesionales de la salud.