Imprimir esta noticia
PROVINCIA

El PSOE pide la dimisión inmediata del alcalde de Lanjarón por participar en una fiesta saltándose las normas de seguridad

Para Álex Casares, Éric Escobedo no está capacitado para la responsabilidad que exige el actual momento ni a la altura de los vecinos de Lanjarón

Redacción | 25 de junio de 2020
  Álex Casares, secretario de Organización del PSOE de Granada, en imagen de archivo (PSOE)
Álex Casares, secretario de Organización del PSOE de Granada, en imagen de archivo (PSOE)

El PSOE de Granada ha pedido hoy la dimisión inmediata del alcalde de Lanjarón, Éric Escobedo (PP), por participar en una fiesta con motivo del día de San Juan, suspendida previamente por el Ayuntamiento, sin adoptar medidas de seguridad ni respetar el distanciamiento social para evitar el contagio por coronavirus, tal y como se aprecia en una grabación difundida en las redes sociales. 

El secretario Organización del PSOE de Granada, Álex Casares, ha considerado que la actitud del alcalde es de “una grave irresponsabilidad e impropia de un representante público, puesto que en lugar de adoptar los mecanismos para disolver la concentración en la que las decenas de participantes bailaban y cantaban sin mascarillas, participó con gran protagonismo de ella saltándose las normas y recomendaciones que exigen este momento”. 

“Su comportamiento no solo es poco ejemplar, sino que va en contra del decreto que rige la prevención y contención en la `nueva normalidad´ y además incumple la orden de suspensión de todas las actividades previstas con motivo de la celebración de San Juan por parte del Ayuntamiento del municipio”, ha considerado Casares, que no considera válido el argumento de que la fiesta sea una tradición y fuera improvisada, pues se desarrolló “con la connivencia e intervención destacada del alcalde”.

En el vídeo se puede ver una escena “lamentable, para la situación en la que nos encontramos”, donde aparece el alcalde disfrazado y abrazándose en numerosas ocasiones con diversos participantes en plena calle, mientras una persona esparce agua con una manguera.

Es preocupante, continúa, que el alcalde no sea consciente de la situación que vivimos y del esfuerzo que está haciendo la población para evitar cualquier escenario y situación que entrañe el mínimo riesgo para que se propague el virus. 

A juicio, del socialista, Escobedo ha demostrado “no estar capacitado para responsabilidad que exige este momento ni estar a la altura de las y los vecinos de Lanjarón, por lo que, no basta solo con pedir perdón. Debe presentar su dimisión”.

“Resulta paradójico que el máximo representante de las y los vecinos de Lanjarón protagonice este episodio, y semanas atrás mandara poner en el balcón del Ayuntamiento un cartel para reclamar al Gobierno de España la realización de test rápidos”, ha dicho Casares, quien ha censurado esa doble actitud que, “por encima de todo, resulta oportunista, demagógica e irresponsable”.