Imprimir esta noticia
PROVINCIA

Armilla aprueba por unanimidad, el Plan Local de Recuperación Económica y Social que supone una inversión de 500.000 euros

El consistorio gastó durante el Estado de Alarma 1.000.000 de euros en ayudas a familias más desfavorecidas, lotes de material sanitario, limpieza de calles…

Redacción | 25 de junio de 2020
La Alcaldesa de Armilla, Loli Cañavate, junto a los portavoces de los distintos grupos políticos al finalizar el pleno semipresencial (AYTO. ARMILLA)
La Alcaldesa de Armilla, Loli Cañavate, junto a los portavoces de los distintos grupos políticos al finalizar el pleno semipresencial (AYTO. ARMILLA)

El pleno del Ayuntamiento de Armilla aprobó por unanimidad el Plan Local de Recuperación Económica y Social, una medida excepcional no solo por el montante económico, alrededor de 500.000 euros, sino por haber sido aprobada por  todos los grupos políticos que componen la Corporación Municipal (PSOE, Cs; PP, Vox y Podemos).

  En su intervención la alcaldesa, Loli Cañavate, afirmó “me siento orgullosa de esta Corporación porque hemos sido capaces de consensuar  el Plan de Recuperación más ambicioso de la provincia que recoge las medidas para reactivar la economía de nuestro pueblo”. En total se destinarán 500.000 euros para paliar los efectos de la Covid-19 a los que hay que sumar el millón de euros que el consistorio ha gastado durante el estado de Alarma en ayudas a las familias más necesitadas, adquisición de material sanitario, limpieza de calles…

Para ello ha aprobado las modificaciones del presupuesto necesarias para poder implementar el citado Plan que recoge medidas específicas que giran en cuatro ejes: sociales, económicas, tributarias y sanitarias

En el ámbito económico, es necesario crear las condiciones idóneas que permitan la recuperación económica. Así, se refirió a los 144.000 euros en subvenciones directas al comercio local, hostelería y autónomos “sectores que más han sufrido las nefastas consecuencias de la pandemia” Además del aplazamiento o fraccionamiento de los impuestos y tasas; bonificaciones o exención de la ocupación de vía púbica ya en vigor y la creación de una página web que recoja todas las empresas de la localidad. 

Recordó  asimismo que en estos últimos meses el mundo se ha transformado debido a la situación excepcional de alarma sanitaria provocada por el COVID-19. La pandemia ha provocado una situación de crisis sanitaria, económica y social sin precedentes en las últimas décadas que ha cambiado la vida de millones de personas”. 

Para la alcaldesa es el momento de estar al servicio de la ciudadanía, “debemos reforzar las líneas de actuación y, al mismo tiempo, habilitar mecanismos que permitan su atención preservando la salud de los profesionales del ámbito social”. Así el Plan recoge 324.000 euros destinados a necesidades sociales, a las familias más vulnerables. 

“Hay que estar junto a todas aquellas personas que, como consecuencia de esta crisis se han quedado sin trabajo. Debemos de dotarnos de recursos y ayudas para amparar a las familias que lo necesiten. Sólo desde una visión sensible con las personas y los colectivos más expuestos podremos garantizar una salida real y justa de esta crisis”.

Recordó asimismo Loli Cañavate las medidas tributarias adoptadas como el no cobrar las tasas de basura del segundo bimestre a los comercios y la tasa de ocupación de vía pública por venta ambulante “que ha supuesto que el consistorio deje de ingresar 141.712,66 €”.

Es el momento adecuado para conseguir, entre todos, la preservación de la salud pública y la recuperación paulatina de la vida cotidiana y la actividad económica, minimizando, a la vez, el riesgo que representa la epidemia para la salud de la población y evitando que las capacidades del Sistema Nacional de Salud se puedan desbordar.

En cuanto a las medidas generales, el pleno aprobó una declaración institucional para solicitar el uso del superávit municipal y destinarlo a paliar los efectos sociales, económicos y sanitarios de la Covid-19 así como que la Junta de Portavoces se reunirá de forma periódica para acordar y hacer un seguimiento de las medidas adoptadas. 

También se puso de manifiesto la necesidad de aprobar una serie de medidas sanitarias necesarias también en estos momentos como continuar con la limpieza higiene y desinfección de espacios públicos, entre otras.