Imprimir esta noticia
PROVINCIA

CSIF Granada pide a la Junta “tener voz” en la desescalada y reforzar la Atención Primaria

El sindicato considera que la provincia afronta la desescalada con insuficientes recursos humanos en los centros de salud si se pretende establecer dos circuitos diferenciados de atención a pacientes, tal y como planea la Consejería de Salud y Familias

Redacción | 22 de mayo de 2020
Foto de familia tras la reunión (CSIF)
Foto de familia tras la reunión (CSIF)

La responsable del sector de Sanidad de CSIF Granada, Matilde Núñez, junto al delegado de Atención Primaria, Rafael García-Valedecasas, y la responsable de Prevención de Riesgos Laborales del sindicato, Ana Gómez, ha mantenido una reunión con el delegado territorial de Salud y Familias de la Junta, Indalecio Sánchez-Montesinos, en la que han le han trasladado las principales peticiones y reivindicaciones en materia sanitaria. De este modo, la Central Sindical ha solicitado al responsable de Salud en la provincia ser partícipe en el proceso hacia la normalización del Sistema Sanitario Público y “tener voz” en la desescalada que ahora afronta el sistema sanitario tras los momentos más críticos de la crisis por la Covid-19.

Ante un posible rebrote de la enfermedad, el sindicato ha exigido una serie de medidas a la delegación Territorial. Dimensionar las plantillas; protocolos precisos para preservar la seguridad de los profesionales en las visitas domiciliarias; reactivar los programas de salud suspendidos y asegurar el control de patologías no valoradas hasta ahora debido al confinamiento; mayor coordinación entre Atención Primaria y hospitalaria para pacientes con Coronavirus a través de la tecnología móvil; aforo máximo en los centros de salud con tiempos adecuados para cada consulta; aumentar las camas de UCI; ampliar los servicios de lavandería e instalar taquillas dobles y duchas en los centros de trabajo, son algunas de las reivindicaciones puestas sobre la mesa en la reunión mantenida en el día de ayer jueves con Sánchez Montesinos.

Más epidemiólogos y “rastreadores”

Matilde Núñez ha vuelto a instar a Salud a reorganizar y reforzar la Atención Primaria en la provincia, contratando de manera urgente a más profesionales, aparte de los 50 contratos que ya se realizaron para atender casos de coronavirus con el fin de establecer dos circuitos diferenciados de atención a pacientes, tal y como planea la Consejería de Salud y Familias.

Además, el sindicato urge contratar a profesionales de epidemiología en la provincia -donde solamente hay 8 efectivos- para afrontar con garantías la labor de rastreo y facilitar una desescalada segura y efectiva. Según la información a la que tiene acceso el sindicato, en la Bolsa del SAS, en la categoría de Epidemiología, hay en la actualidad un total de 211 profesionales, de los que el sistema sanitario podría ir disponiendo en función de las necesidades.

EPI y mascarillas con nivel mínimo FPP2

CSIF Granada ha vuelto a recordar a la Administración sanitaria la carencia de equipos y de material de seguridad que todavía existe en algunos centros de Atención Primaria de la provincia, a pesar de que son los encargados de pivotar el plan de desescalada. En la reunión, el sindicato ha solicitado que la administración sanitaria proporcione, a todos los trabajadores del sistema sanitario, equipos de protección individual (EPI) y mascarillas con nivel mínimo FFP2 comprobado y verificado, para no tener que depender de donaciones de terceros.

Test fiables y masivos

La responsable sindical también mostró su disconformidad y preocupación ante el delegado Territorial por la falta de criterio a la hora de realizar los test entre el personal de la sanidad, ya que “no existe unanimidad en la prueba de detección (test rápido, PCR y serológicos) existiendo una baja fiabilidad según que prueba se utilice y cuyos resultados además no se comunican de forma fehaciente a los trabajadores”. En este sentido, Núñez ha demandado pruebas diagnósticas PCR y estudios de seroprevalencia para todos los profesionales de la Atención Primaria y Hospitalaria, que hasta el momento no son suficientes, y ha exigido la utilización en la “segunda vuelta” de test más fiables, valorándose la posibilidad de realizar el diagnostico utilizando suero/plasma tras centrifugado.