GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

La Junta resalta la tecnología de la planta piloto del CIDAF para prestar servicio a empresas del sector alimentario

El centro está orientado al diseño y aplicación de soluciones biotecnológicas que atiendan a nuevas demandas del mercado de los alimentos funcionales

Visita de Ana Belén Palomares al CIDAF (JUNTA)

La delegada territorial de Conocimiento y Empleo de la Junta de Andalucía, Ana Belén Palomares, ha mantenido una reunión con los principales responsables del Centro de Investigación y Desarrollo del Alimento Funcional (CIDAF), para conocer los recientes proyectos y las instalaciones en investigación y desarrollo (I+D) que tiene en marcha esta entidad y que la sitúa entre las más punteras del Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada.

Ana Belén Palomares ha manifestado que el CIDAF “es un centro de investigación de excelencia modelo para la industria agroalimentaria, principalmente porque su labor se orienta al diseño y la aplicación de soluciones biotecnológicas que atienden a nuevas demandas del mercado de los alimentos funcionales, suplementos dietéticos, alimentos enriquecidos y dietas para grupos especiales de pacientes en el área asistencial”, y ha resaltado la tecnología de su planta piloto de producción y envasado de alimentos a disposición de las empresas del sector.

La planta piloto cuenta con el más completo equipamiento para hacer el escalado preindusrial, incluyendo tecnologías tan competitivas como esterilización con tratamiento térmico, filtración por membranas, spray dryer (secado por pulverización) o emulsionadores de mezcla. Además, a ello se une el área de investigación que está equipada con laboratorios dotados de la más avanzada tecnología separativa disponible para la identificación, caracterización y formulación de ingredientes bioactivos.

Para ganar más competitividad, el pasado 6 de noviembre el CIDAF solicitó una ayuda para infraestructuras a la Secretaría General de Universidades, Investigación y Tecnología, dependiente de la Consejería de Conocimiento, Investigación y Universidad, por un importe de 550.000 euros, que completaría el equipamiento de la planta piloto, según ha informado el director del CIDAF, Antonio Segura.

La delegada de Conocimiento y Empleo ha conocido algunos de los proyectos en los que actualmente está trabajando el Centro, el más reciente uno para aprovechar la cáscara que envuelve a los pistachos para alimentación animal, con la identificación y análisis de los compuestos bioactivos presentes en las vainas que envuelven los pistachos para evaluar su estabilidad una vez que se genere el pellet.

Economía circular

“Con este proyecto vamos a fortalecer la economía circular del cultivo del pistacho ya que vamos a revalorizar un subproducto que se estaba usando, en el mejor de los casos, como fuente calorífica, para aportar una mejora en la salud digestiva a diferentes tipos de ganado, por lo tanto, una alimentación funcional”, ha explicado Ana Gil, responsable de desarrollo de negocio del CIDAF.

La finalidad del CIDAF es la transferencia tecnológica desde el mismo centro y de centros de investigación de las universidades a las necesidades reales de la industria. Sus ingresos provienen de la prestación de servicios biotecnológicos a empresas farmacéuticas, químicas y agroalimentarias.

En el centro trabaja personal altamente cualificado compuesto por un equipo multidisciplinar de investigadores en el ámbito de la alimentación funcional, procedente en su gran mayoría de los departamentos y centros de la Universidad de Granada, de ramas como la Química, Ciencia y Tecnología de los Alimentos, Biología o Ingeniería Química. En el patronato de la Fundación figuran representantes institucionales de la Junta y la Universidad, y de empresas privadas como Abbott Laboratorios, Mahou-San Miguel, Aceites Maeva, Puleva, Grupo Biot, Grupo La Caña, Coviran, Vida Farma, Unicaja y Herbafor.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.