GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

Investigada una joven y a su pareja por la sustracción de joyas en la vivienda donde trabajaba

La víctimas es una mujer de 82 años de edad que denunció que le habían robado sus joyas y que no habían forzado nada para hacerlo

La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de investigados a una mujer de Alhendín de 28 años de edad y a su pareja, un hombre de 33 años de edad, ambos sin antecedentes policiales, como presuntos autores de un delito de hurto en la vivienda en donde la joven trabajaba como empleada de hogar.

La víctima es una anciana de 82 años de edad que el pasado mes de diciembre acudió al puesto de la Guardia Civil de Armilla a denunciar que le habían robado todas las joyas que tenía en casa: dos anillos, dos juegos de pendientes y dos pulseras; y que no habían roto ni revuelto nada en el interior.

Los agentes del Área de Investigación en sus pesquisas acudieron a las joyerías y puntos de compraventa de oro más cercanos, tanto de Armilla como del vecino barrio del Zaidín de la capital granadina, pero no encontraron pistas sobre las joyas sustraídas, por lo que ampliaron el radio de acción y, entonces sí, las localizaron en una joyería del centro de Granada, donde un individuo las había vendido.

La Guardia Civil identificó a este hombre y descubrió que es la actual pareja de la joven que trabaja como empleada de hogar para la denunciante, por lo que ambos fueron investigados por un delito de hurto.

Los agentes encargados de la investigación no han podido recuperar las joyas hurtadas, ya que al haber transcurrido más de quince días, que es el plazo legalmente establecido durante el cual los compradores no pueden deshacerse o mandar a fundir las piezas de oro que compren, éstas habían sido fundidas.

Plan Mayor
En el año 2011 la Guardia Civil puso en marcha el Plan Mayor de Seguridad, que tiene como finalidad prevenir y mejorar la seguridad de las personas mayores.

Los principales objetivos que persigue dicho Plan son prevenir las principales amenazas que afectan a la seguridad de las personas mayores, como son el maltrato, los robos, y las estafas; fomentar la confianza de este colectivo en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado; y perfeccionar la respuesta policial de los agentes cuando se actúa con personas mayores, para conseguir, en definitiva, que sientan una sensación subjetiva de mayor seguridad.

Las personas mayores son especialmente vulnerables ante determinados delitos como los robos con violencia, los robos o hurtos en sus domicilios, las estafas de todo tipo y el uso ilegal de sus recursos económicos por terceras personas; a lo que hay que sumar el mayor riesgo de sufrir episodios de maltrato, que muchas veces se producen en la propia familia, o a manos de las personas que los cuidan, o en los centros en los que residen.

Entre las medidas que se están llevando a cabo son la celebración de charlas informativas en los centros de día, las residencias u otros lugares habilitados por la Administración para informar a las personas mayores de una manera clara, sencilla y amena de los riesgos que amenazan su seguridad y la manera de prevenirlos.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.