Facebook Twitter Youtube Instagram
 
Granada es Noticia


 
 

El equipo de cirugía vascular del Hospital San Cecilio reduce un 33% el tiempo de respuesta ante roturas de aneurisma aórtico abdominal

El uso de aplicaciones informáticas ha permitido intervenir en el quirófano híbrido a 39 pacientes con una tecnología que reconstruye en 3D el árbol vascular y determina la prótesis más adecuada para reparar la lesión

Redacción | 11 de junio de 2019
Proceso de atención a uno de los pacientes (HUSC)
Proceso de atención a uno de los pacientes (HUSC)

El equipo de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Universitario San Cecilio, ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS), ha logrado reducir más de un tercio el tiempo de respuesta ante casos urgentes de rotura de aneurisma de aorta abdominal, gracias al pilotaje de aplicaciones informáticas. Un total de 39 pacientes se han beneficiado ya de esta tecnología y del protocolo de coordinación y actuación puesto en marcha en la provincia que responde al denominado ‘Código Aneurisma’ en Andalucía.

Así, con el objetivo de acelerar la respuesta asistencial ante un proceso tiempo-dependiente como éste, desde finales de 2017 se está pilotando, siendo el primer centro hospitalario en ponerlo en marcha a nivel nacional, el uso de aplicaciones informáticas que acceden a los resultados del TAC realizado al paciente -en cualquier centro del Servicio Andaluz de Salud- para determinar el tipo y alcance de la rotura. Así, el software es capaz de realizar una reconstrucción 3D del árbol vascular del paciente y compartir de forma instantánea esa información con un técnico especializado que ayuda a determinar las medidas de la prótesis que se va a colocar para reparar la lesión.

De este modo, cuando el paciente llega al quirófano híbrido del hospital San Cecilio (tecnología punta que incorpora un sistema de rayos X), para ser intervenido mediante cirugía mínimamente invasiva, todo este trabajo anticipado, el abordaje del caso y la prótesis concreta que requiere la rotura del aneurisma, están ya listos para poder operar con prontitud y ganar un tiempo que puede ser vital en la recuperación del paciente. 

Concretamente, comparando los datos de 2017 con los de 2018, la puesta en marcha del pilotaje de estas aplicaciones, junto con el protocolo de coordinación y actuación que responde al ‘Código Aneurisma’, ha permitido reducir más de un 33% de media los tiempos de respuesta en la atención a casos urgentes de roturas de aneurismas de aorta abdominal.

Así, el tiempo desde que el paciente entra en las Urgencias de otro hospital y llega a las Urgencias del San Cecilio, ubicado en el Parque Tecnológico de la Salud, ha pasado de 7,3 horas, en 2017, a 4,8 horas en 2018, con una reducción del 33,6%. Igualmente, desde que el paciente llega a Urgencias hasta que entra en el quirófano híbrido se ha reducido el tiempo de respuesta un 34%, pasando de 5,9 horas en 2017 a 3,9 horas en 2018. En lo que al tiempo global se refiere, desde que un paciente llega a Urgencias de cualquier centro sanitario de la provincia hasta que se opera, el tiempo medio se ha reducido un 36%, pasando de 13,2 horas en 2017 a 8,4 horas en 2018. En este intervalo se incluye la realización de pruebas diagnósticas, los posibles traslados hospitalarios, la preparación de la intervención, etc.

Un programa desarrollado por una empresa española

Las novedosas aplicaciones informáticas, (eVida Vascular -dispositivo médico validado por la Agencia Española del Medicacmento- y eVida Net -sistema de comunicación seguro-) desarrolladas íntegramente por una empresa española, ayudan a determinar, mediante reconstrucción tridimensional, qué abordaje clínico del caso es el más idóneo. 

El San Cecilio es el hospital de referencia y el primer centro en el que se inició el pilotaje de estas aplicaciones. Actualmente, lidera la incorporación de mejoras y las aportaciones al desarrollo evolutivo de esta tecnología que ya ha comenzando a usarse en otros hospitales andaluces como el Puerta del Mar en Cádiz, el Reina Sofía de Córdoba, el Virgen de la Victoria en Málaga, el Virgen del Rocío y el Virgen de Valme en Sevilla y el Torrecárdenas en Almería. En total, una veintena en toda España.

Durante su uso, los datos personales de los pacientes se anonimizan, para preservar su privacidad y en apenas unos minutos, la aplicación accede al TAC de confirmación de rotura de aneurisma aórtico del paciente. A partir de los resultados obtenidos con dicho escáner, la aplicación realiza una serie de mediciones y cálculos matemáticos para decidir si es más factible para el paciente tratar la rotura del aneurisma mediante técnica endovascular. En caso de que esto sea posible, las imágenes y la reconstrucción 3D son enviadas instantáneamente a un técnico especializado para que pueda determinar las medidas del dispositivo endovascular (prótesis) que se ha de implantar al paciente.

Para que esto se pueda realizar con la mayor rapidez posible, en el teléfono móvil del técnico suena una alarma especial que le avisa de que un caso le ha llegado para su valoración. Cuando el técnico termina de evaluar el caso, envía su informe a la aplicación y el cirujano vascular recibe a su vez una alerta de que el informe está realizado. El cirujano vascular comprueba el informe y puede discutir diferentes opciones con el técnico, a fin de poder tomar la mejor decisión a la hora de intervenir al paciente e implantar el dispositivo que mejor se adapte a la anatomía y a la situación del enfermo.

En este sentido, destaca Luis Miguel Salmerón, responsable del servicio de Angiología y Cirugía Vascular del hospital: “desde el inicio del pilotaje de estas aplicaciones, a finales de 2017, han sido numerosas las ocasiones en las que el estudio final del paciente ha llegado al cirujano vascular, antes de que el propio paciente haya llegado a la mesa del quirófano”.

Sin embargo, la disponibilidad de esta tecnología es solo una pieza más dentro del mecanismo que el equipo formado por todos los servicios implicados ha diseñado para lograr que patologías como ésta puedan tener una respuesta rápida. “El objetivo prioritario es que los pacientes que se encuentren en una situación crítica, como es la rotura de un aneurisma de aorta abdominal, puedan ser intervenidos con la mayor celeridad posible” apunta el doctor Salmerón.

Precisamente, para lograr la mayor rapidez posible en la actuación, se han elaborado protocolos con la participación de todos los hospitales de la provincia de Granada, Servicios de Urgencias, personal del 061, intensivistas, anestesistas y radiólogos que han culminado en la creación del llamado ‘Código Aneurisma’, ya implantado en toda la provincia y del que el Servicio de Angiología y Cirugía Vascular de Jaén fue pionero en Andalucía.

Rayos X integrados en la mesa de quirófano

Otra de las novedades con las que cuenta la Unidad Provincial de Angiología y Cirugía Vascular de Granada es el quirófano híbrido, instalado en el Hospital Universitario Clínico San Cecilio, cuyo equipamiento ha permitido el pilotaje nacional de esta App. Se trata de un equipo de rayos X de última generación ubicado de forma permanente en el quirófano, que convierten a estas instalaciones en unas de las más avanzadas de su categoría en España.

De este modo, gracias a la implantación de esta tecnología, las intervenciones quirúrgicas que se practican en estas instalaciones cuentan con una calidad de imagen excepcional, se utiliza menor cantidad de constaste intravenoso y los pacientes intervenidos reciben una menor dosis de radiación, pudiendo acortarse también los tiempos de las operaciones. Todo ello se traduce en mayor calidad de vida y una recuperación más rápida para los pacientes.

Aneurisma aórtico abdominal

El aneurisma de aorta abdominal es una dilatación anómala de las paredes de la aorta -principal arteria del cuerpo- en la zona del abdomen. Pese al avance de las técnicas quirúrgicas y anestésicas, la rotura de este vaso sanguíneo cuenta con unas cifras de mortalidad muy elevadas que oscilan entre el 40 y el 60%. Desde la aparición de las técnicas endovasculares -forma de cirugía mínimamente invasiva que consiste en tratar enfermedades cardiovasculares a través del interior de los vasos sanguíneos del paciente- se está consiguiendo reducir esta elevada mortalidad, situándose a los 30 días de la intervención entre un 10 y un 24%.

Cuando se produce la rotura del aneurisma de la aorta abdominal, el tiempo que transcurre hasta que el paciente llega a quirófano es crucial, de ahí que esta tecnología informática desempeñe un papel muy importante para que el paciente pueda recibir el tratamiento más adecuado, en el menor tiempo posible, y que el equipo de cirugía vascular cuente con la mayor y más precisa información.

 
 
 
©Granada en juego, SL | Teléfono 666 441 696 | Email: redaccion@granadaesnoticia.com | Diseña y desarrolla Xperimenta eConsulting

USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies .
[x] CERRAR