GRANADA es noticia
La casa de las mamparas
Publicidad

El Centro de Drogodependencias de Diputación atendió en la provincia a 5.300 personas el año pasado

El alcohol sigue siendo la adicción más común en Granada, seguido del cannabis y la cocaína; y aparecen nuevas adicciones “sin sustancias” como las compras, el sexo y el móvil

JG_SPD_1_optEl Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones de la Diputación de Granada ha ofrecido durante 2015 tratamiento a 5.289 personas en la provincia de Granada, según los datos de la Memoria 2015. La mayoría, el 83.3% son hombres, y el 45% (2.366 casos) corresponden a nuevos tratamientos; el resto son personas que iniciaron tratamiento en años anteriores y que aún no lo han finalizado, porque los tratamientos suelen ser de más de 1 año.

Según han explicado hoy en rueda de prensa la diputada de Bienestar Social, Olvido de la Rosa, y la responsable del Centro Provincial de Drogodependencias y Adicciones, Blanca Molina, el panorama del consumo de drogas ha cambiado en los últimos años. La droga que motiva mayor número de admisiones a tratamiento en esta provincia es el alcohol; una de cada 3 personas que inician tratamiento lo hace por problemas con la bebida, con un 33.22% de casos, seguida de marihuana y derivados de cannabis con un 31.32%. La cocaína se encuentra en el tercer lugar con un 15.47% de casos, seguida de heroína y otros opiáceos con un 6.80%, tabaco el 4.61%, juego patológico 4.56%.

La diputada, que ha querido subrayar el “extraordinario papel” que desarrollan los profesionales de los 12 centros de la Diputación en la provincia, ha destacado que en estos dos últimos años han comenzado a llegar demandas de atención de otras adicciones sin sustancias, que suponen el 1.01% de casos, fundamentalmente compras, móvil y sexo, en este orden. En estos casos, se trata de consumidores de productos que no son drogas, pero que generan comportamientos “desadaptados y problemáticos” para ellos y sus familiares y que está planteando diseño de nuevos programas de atención específicos, de los que se informarán más adelante.

Este balance también pone de manifiesto que la heroína se ha convertido, según Blanca Molina, en droga residual, disminuyendo el número de nuevos casos, aunque no el número de personas en tratamiento. Al tratarse de una enfermedad crónica, ha informado, actualmente se mantienen en programas de metadona 1.051 pacientes lo que suponen el 19.87% del total respecto al resto de otros programas libres de drogas y que motivan otras sustancias.

La responsable del Centro Provincial ha explicado que otro de los programas que está demostrando “gran eficacia” es el que está dirigido a personas con sanciones administrativas por tenencia y/o consumo de cannabis en lugares públicos. Según los resultados de esta iniciativa y tras 7 sesiones de intervenciones socioeducativas de una hora y media semanales, el 90% abandonan sus consumos durante al menos 6 meses. En un estudio realizado recientemente este programa ha demostrado ser eficaz en el 67% de casos, tras su seguimiento después de un año de la finalización.

De la Rosa ha insistido en que la exclusión social es el resultado de la vida de muchas personas dependientes de drogas y, por lo tanto, su incorporación es el objetivo deseable. “Que las personas encuentren un lugar en su comunidad, y organicen un estilo de vida que les sea gratificante y donde el consumo problemático de sustancias no tenga lugar”, ha señalado. Para ello, se desarrollan programas de empleo y de acompañamiento y búsqueda de empleo, de organización y ocupación del ocio y las relaciones sociales, así como del apoyo en los problemas judiciales.

De los Programas de Orientación Sociolaboral y del el Programa Arquímedes, que tienen como objetivo la integración laboral y la normalización de estilos de vida se han beneficiado 755 personas el año pasado, mientras que en las actividades socioeducativas del Centro de Día de la Diputación han participado 26 personas. Las dos viviendas de apoyo han prestado atención a 52 hombres.

El Servicio de atención jurídica del Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones, ha atendido este último año a 68 personas por diferentes causas judiciales.

La diputada ha defendido la necesidad de “seguir avanzando en materia de prevención en todos los municipios”. Por ello, están en marcha iniciativas para facilitar la eliminación o reducción del abuso de sustancias y comportamientos adictivos, potenciando factores que protejan a jóvenes y adolescentes formando a padres, madres, mediadores sociales y juveniles en los municipios que así lo solicitan a través de los Programas de Concertación Local. En actividades relacionadas con la Prevención Comunitaria han participado 27 municipios, y en los Cursos de Prevención de Drogas en la Familia han participado 40 municipios.

Desde el Centro Provincial de Drogodependencias se ejerce también la coordinación técnica de los Programas de prevención en el medio educativo, asesorando y formando al profesorado de infantil, primaria, secundaria y bachillerato en la implantación de los programas Creciendo en Salud y Forma Joven en 54 municipios.

Este año, además, el servicio provincial se ha incorporado el Programa Servicio Responsable, que se desarrolla en colaboración con la Federación Española de Hostelería y Restauración y que trata de formar a los profesionales de hostelería para que actúen interviniendo para que los clientes realicen un consumo responsable de alcohol y así evitar conflictos en sus locales.

El Servicio Provincial de Drogodependencias y Adicciones lo integran 12 Centros de Tratamiento Ambulatorio, 9 de dependencia pública (Diputación y cuatro Ayuntamientos) y 3 privados, conveniados con la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales, y que están distribuidos por las distintas Comarcas de esta provincia, para prestar servicio a toda la población.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.