GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

Vuelve a subir el paro en septiembre

El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo de la provincia ha sido de 83.583 personas, 1.560 más que el mes anterior


En Granada, en septiembre de 2018, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 83.583 personas, 1.560 más que el mes pasado (1,90%), aunque hay 3.408 personas inscritas en paro menos que hace un año (86.991) cuando aumentó el desempleo en 2.025 personas. En el análisis por sectores, ha descendido en agricultura (-161) y construcción (-85), mientras que ha subido en servicios (1.326), colectivo de personas sin empleo anterior (420) e industria (60). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 41.715 contratos, 1.368 más que en el mismo mes del año 2017 (40.347), de los cuales, 38.537 han sido temporales, un 92,38%. Respecto a los contratos acumulados en lo que llevamos de 2018 (379.046, 5.119 menos que en el mismo periodo de 2017, cuando había 384.165) se han formalizado sólo 21.790 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 5,75% del total.

Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, opina que los datos hechos públicos hoy por el SEPE referidos a nuestra provincia reflejan claramente el fin de la temporada de vacaciones, e indican que hay que apostar, de una vez por todas, por el empleo de calidad. Y es que nuestra provincia sigue estando caracterizada por un empleo precario, temporal y de bajos salarios. Unas mejores condiciones laborales y un incremento salarial, recuerda el representante de UGT, no solo favorece la actividad económica de nuestra provincia, a través de la capacidad de compra de los trabajadores en el corto plazo, sino que, además, mejora la cuantía de nuestras futuras pensiones, dos cuestiones fundamentales en las que nos seguimos manteniendo por detrás de la media andaluza y estatal.

Así, el ugetista recuerda que llevamos ya cuatro años y medio de crecimiento y ya se han recuperado los niveles de PIB y superado con creces los beneficios empresariales de antes de la crisis, pero son los trabajadores y trabajadoras los que siguen pagando los efectos de la misma, ha dicho. Inexplicablemente, y contrariamente a cualquier lógica económica, el ugetista denuncia que no se ha realizado ningún esfuerzo de cara a la consecución de un tejido productivo más estable, que permita aguantar los ciclos depresivos con mayor facilidad y que genere riqueza duradera. De este modo, diez años después de la crisis, nos encontramos con una economía provincial más débil y quebradiza que en 2007, como viene avisando el Sindicato desde hace tiempo.

Para Martín (UGT), resulta evidente que hace falta un cambio en las políticas económicas, para conseguir una base económica más fuerte que impida que otra crisis pueda azotarnos como lo hizo la anterior. Para ello, el representante sindical considera necesario por un lado derogar la reforma laboral, de manera que se garantice el respeto a unas condiciones de trabajo dignas; y por otro, explica, actuar en materia de empleo y contratación, reduciendo la precariedad laboral derivada de la descausalización de la contratación temporal y a tiempo parcial y de la permisividad en la utilización fraudulenta de estas modalidades.

Así, concluye que es necesario aprender de los tiempos pasados: el fortalecimiento del tejido productivo, un sector público fuerte y eficiente, unos servicios públicos universales y de calidad, un mercado de trabajo estable y con condiciones dignas y un sistema fiscal que recaude más y que mejore la redistribución de la riqueza, son garantías de una sociedad más justa, con menos desigualdad y menos pobreza, e incrementan la capacidad de nuestra provincia para aguantar mejor los periodos de crisis.

CCOO Granada destaca que, indudablemente, el aumento del paro coincide con el fin del período estival por lo que se pone en evidencia la temporalidad de los contratos realizados en este periodo. Ricardo Flores, secretario provincial de CCOO, ha explicado que el 93% de los contratos realizados son temporales, y vinculados al sector Servicios, el que sufre un mayor crecimiento en desempleo con 1.326 personas paradas más. Porque, ha criticado el dirigente sindical, una gran parte del empresariado utiliza la contratación temporal como algo normal para lucrarse cuando debería ser una excepción.

En este sentido, desde el sindicato volvemos a apelar a la responsabilidad empresarial ya que “es necesario que los beneficios se traduzcan en una mejora de las condiciones laborales de la clase trabajadora”. Empezando por la creación de empleo estable, afirma Flores (CCOO), y continuando con una subida de salarios y con la disminución de la precariedad laboral. Si hablamos de precariedad, asegura el secretario provincial de CCOO, no podemos obviar que ésta sigue afectando en mayor medida a las mujeres: según la estadística existen 9.363 mujeres paradas más que hombres, tendencia que preocupa a CCOO porque sigue mes tras mes, al alza.

El actual modelo de relaciones laborales, basado en una ya consolidada pérdida de derechos, está impidiendo un despegue real de la economía y de la vida de las personas, por lo que CCOO considera que urge trasladar el ‘Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva a Andalucía’ y que el gobierno andaluz concrete el ya firmado ‘Acuerdo por la calidad del empleo’. “Es imprescindible impulsar los salarios y mejorar la protección social de modo que se acabe con la pobreza laboral, se consolide la demanda interna y se cree empleo de calidad y estable” ha terminado Ricardo Flores (CCOO).

Por último, desde CCOO seguimos insistiendo en la necesidad de que se produzca en nuestra provincia un cambio de modelo productivo, enfocado hacia la tecnología, la industria y el sector TIC, y orientado hacia sectores que destaquen por su competitividad tecnológica.

CSIF Granada vuelve a insistir en la ineficacia de las medidas para luchar contra el desempleo juvenil y el paro femenino, tras los datos del mes de septiembre hechos públicos hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y en los que se señala que el paro aumentó en la provincia en 1.560 personas, un 1,90 % más, llevando el número total de desempleados a 83.583. De nuevo, la provincia destruye empleo a un nivel superior que Andalucía y España, con un 1,5% y un 0,6% de subida, respectivamente.

Para el presidente de CSIF Granada, Germán Girela, “estos datos vuelven a poner de manifiesta la necesidad de una nueva y renovada Concertación Social capaz de reformar el tejido productivo granadino para luchar contra la temporalidad y la estacionalidad que sufre éste y que ha lastrado el empleo de nuevo a cifras lamentables”. De hecho, el sector servicios destruyó de nuevo 1.326 empleos en la región, una vez acabada la temporada turística.

Asimismo, CSIF Granada denuncia las altas tasas de temporalidad y estacionalidad registradas, con un total de contratos de trabajo firmados el mes pasado en la provincia de 41.715, de los que solamente 3.178 (un 7,6 % del total) fueron de carácter indefinido.

Sin embargo, para Girela, las cifras más alarmantes se producen en el paro juvenil y el colectivo femenino. Así, 8.028 nuevos parados se produjeron en el colectivo de menor de 25 años de la provincia, especialmente entre las mujeres jóvenes, que suman más de la mitad (más del 51 %). Este mismo dato también continúa su ascenso entre el resto de edades (mayores de 25 años), tramo en el que el 56 % de personas desempleadas son mujeres.

VALORACIÓN DE LA PATRONAL

El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, ha lamentado hoy que Granada haya iniciado el curso con malas noticias para el mercado de trabajo. La provincia ha registrado en septiembre un nuevo incremento del desempleo, que eleva la cifra de parados hasta los 83.583, 1.560 más que el mes anterior (1,90%). Esta subida, la segunda consecutiva, se suma a la registrada el pasado mes de agosto, cuando se apuntaron al paro 966 granadinos más.

Pese a que los datos son objetivamente negativos, el presidente de la CGE ha recordado que septiembre siempre suele ser un mes flojo para el mercado de trabajo, ya que coincide con el fin de la temporada alta turística y, en consecuencia, con el cierre de la campaña de contratación extraordinaria. Además, la serie estadística desvela que “en 2018, septiembre ha sido menos duro para el mercado de trabajo de la provincia de Granada que en los años anteriores”. De hecho, la subida del paro registrada este mes de septiembre ha sido la más baja desde el año 2013 (por entonces el paro creció en 1.542 personas), y es la segunda menos intensa de toda la crisis. “Nuestro objetivo es que el paro siga reduciéndose, pero tenemos que reconocer que también es positivo que las subidas propias de meses como septiembre sean lo más moderadas posible”, explica Gerardo Cuerva.

Algo parecido sucede con la afiliación. La Seguridad Social ha registrado en Granada una caída de 615 afiliados, lo que rebaja la cifra media de ocupados a 323.898. Esta caída de la afiliación a la Seguridad Social, que marca todos los meses de septiembre desde que comenzó la crisis, también es la más moderada desde el año 2013 (cuando la caída fue de 437 afiliados).

Los datos del paro registrado y de la Seguridad Social también desvelan, eso sí, que Granada vuelve a comportarse peor que Andalucía y España. La subida del paro del 1,90% que ha experimentado la provincia supera la media andaluza, del 1,52%, y casi triplica la nacional, del 0,64%. En el caso de la afiliación, aunque el descenso es menor que el andaluz (-0,19% frente a -0,22%) sí se aleja mucho de la evolución que ha experimentado el conjunto español, que ha conseguido elevar el número de trabajadores inscritos en la Seguridad Social un 0,12%.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.