GRANADA es noticia
NovaHit Granada
Publicidad

TINTA FINA

‘Lo niego todo’
Enrique PérezMientras Sabina lo niega todo en su último disco, los investigados y acusados por la justicia también lo hacen; inspirados o no por Sabina esa frase, ante el juez, es la que más se utiliza contraponiendo todas las acusaciones vertidas sobre los reos.

El bigotes y don Vito Correa, Bárcenas y Rosalía, Rato y Blesa, El duque y la duquesa, Millet y Montull, Pujol y el clan; e-te-ce-, e-te-ce, e-te-ce;…..y una larguíiiiiiiiiiiiiisima lista de corruptos y corruptores, lo niegan todo -como no podía ser de otra manera-

Apropiado para la época el nombre del último disco de Sabina “lo niego todo”. A todos estos impúdicos profesionales de la corrupción y el mangoneo, género de la charcutería nacional que lo niegan todo, les viene como anillo al dedo.

El disco podría ser una alegoría de lo que repiten como una letanía para justificar sus múltiples fechorías, igual que algunos de los títulos de los temas de “lo niego todo”.
“Quien más, quien menos -dice Sabina- se ha tomado a sí mismo como rehén y tiene una conciencia todoterreno del mal y del bien”.

No tan deprisa, más despacio -digo yo- que me preparo la inocencia y me lavo la honra con el dinero que me sobra.

“Lo niego todo, aquellos polvos y estos lodos; lo niego todo, incluso la verdad”.

Postdata: “tu tirabas los dados”, yo burlaba la suerte”… “yo buscaba un tesoro, tu querías un botín”.
Lágrimas de mármol,-dice Sabina-… y, de cocodrilo fingidas -digo yo-; llorar para ser perdonado sin arrepentimiento.

Pueden decir estos ínclitos reos: “a años luz de la rutina anidó una golondrina en mi balcón” y que, durante tanto tiempo, “no dormir era más dulce que soñar y envejecer con dignidad una blasfemia”.
Parece que está hecho a medida el último de Sabina, para entresacar frases metafóricas que pueden asociarse al título y al mensaje de este artículo, sin pedir permiso pero con mucho respeto al genio.
También, es una “canción de primavera” porque se pueden contar y salen a luz los casos de corrupción en este país libre y de las maravillas

“Sin pena ni gloria” negándolo todo, buscando merecer una condena menor que demuestre que la justicia es tuerta y, “si me remuerde la conciencia le pongo un bozal”.

Se preguntarán todos en su tiempo de soledad: “¿Qué estoy haciendo aquí?, ¿de quién es esta vida?” “y vivieron todos a su forma y a su modo” pensando, no soy “ni tan puro ni tan ruin”.
Dirán: lo niego todo y he llegado hasta aquí porque alguien en algún momento me manipuló y me engañó soy un honrado corrupto.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.