GRANADA es noticia

TINTA FINA

Adiós dosmildieciseis
enrique-perez-grnEn estos días, todos los medios realizan resúmenes de lo que hemos vivido durante todo el año 2016 que (como los anteriores) ha sido un año difícil para muchos, exitoso para otros, fácil para pocos, etc., etc.

Pero sobre todo hay que destacar que ha sido un año en barbecho, o lo que es lo mismo un año en el que no se ha sembrado nada, dejando en reposo un terreno reposado que llevaba mucho tiempo esperando ser sembrado y por arte y parte de los políticos se ha perdido, ha volado sin beneficio y con muchos perjuicios que ahora toca solventar; y, es como acabar con un ayuno de larga duración solo interrumpido cada día para subsistir.

Sin exagerar, este, ha sido un mal año en general para el vulgo que las ha pasado canutas con los rescoldos de la crisis avivados por la incertidumbre política que hemos tenido.

2016 ha sido un año perdido en lo económico, en lo político y en lo social, la ausencia de Gobierno ha impedido el despegue definitivo para superar la crisis en el sector locomotora de la economía del país como lo es la construcción; aun así, la inversión privada ya está en ebullición y parece que 2017 puede marcar el punto de inflexión en el macro sector que mueve a otros sectores.

De todo lo vivido durante el año me quedo con lo más reciente, el fallo del tribunal de justicia europeo contra la banca, que deberá devolver a los clientes lo cobrado por las clausulas suelo con carácter retroactivo, estimando los importes a devolver en 4000 millones de euros, -casi na-

Nos gusta mucho que los bancos reciban un varapalo de esta magnitud, porque las prácticas abusivas son el día a día de su actividad; porque saben que no podemos prescindir de ellos, nos hemos convertido poco menos que en sus rehenes.

No es solo hacienda la que castiga, también la banca; y es que el sector bancario tiene muy mala prensa ganada a pulso desde la crisis originada en 2008, que provocó la desconfianza de los ciudadanos hacia los bancos como entidades y hacia los empleados de banca que practican la usura, en general, aunque (seguramente) haya muchos de ellos que no comulguen con las mismas y sean más laxos a la hora de aplicar las pautas de la entidad.

Hay que celebrar que la sentencia da respuesta a las consultas planteadas por un juzgado de lo mercantil de Granada en un procedimiento de nulidad de clausula suelo.

Con todo esto, ¡AAAAAADIOS DOSMILDIECISEIS! Good bye 2016.

¡Welcome 2017!, -happy new year-

¡Buenos deseos para todos!

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.