GRANADA es noticia
NovaHit Granada
Publicidad

TINTA FINA

El Dr. No

Enrique Pérez

Enrique Pérez

En una de las películas de JAMES BOND, el villano a derrotar era el DOCTOR NO, un malo malíííísimo que quería conquistar al mundo haciendo el mal con una siniestra organización de subordinados a sus órdenes.

Pensando en apodar con un sobrenombre a estos pésimos líderes políticos, que se pasan por el forro la voluntad popular expresada en las urnas, dos veces con parecido resultado; hay uno que se ha bautizado a si mismo por adoptar una postura y actitud negativa, ganándose el apelativo del DR. NO.

Todos, sin excepción tienen su carga de culpa en el perjuicio creciente que están originándole al país; ninguno es menos responsable que otro o, si se reparten culpas, debieran de ser en función del número de votos obtenidos en las urnas empezando por los dos grandes partidos.

La situación es un castillo de naipes, (construido después de los duros años de crisis) que los políticos, en competencia, pretenden derribar en lugar de reforzar; y, ahí tenemos a su señoría Pedro “DOCTOR NO”, con el principal objetivo de sobrevivir como máximo exponente del partido socialista priorizando su interés personal y partidista por delante del interés general.

Obviamente esto lo pagará en las urnas porque, seguramente, le va penalizar haber sido un muro de contención a la normalidad democrática y no aceptar ser oposición constructiva y responsable, permitiendo que el país progrese adecuadamente mejorando de este modo, al mismo tiempo, su posición e imagen política y personal para llegar a la cúspide de su carrera consiguiendo el objetivo en la siguiente legislatura.

Enquistarse en el NO, sin ofrecer alternativa ni aceptar negociación para llegar a grandes acuerdos que permitan desbloquear la situación, es como a pegarse un tiro en el pie y a continuación necesitar una muleta para andar; o, siendo más drástico, es cavar su propia tumba.

-“¿Qué parte del NO, no ha entendido Sr. Rajoy?”, es la frase que repiten mecánicamente los miembros de la ejecutiva socialista cada vez que le ponen un micrófono delante; y, están practicando la no política poniendo de manifiesto su absoluta incapacidad e ineptitud para hacer política cuya razón de ser esalcanzar un fin preciso: el bien común.

El DR. NO, termina derrotado por BOND y muere enterrado vivo en una acumulación masiva de excrementos de aves (guano); y, parece que estamos dentro de esa película viendo los papeles interpretados por los “protas” de la política nuestra de cada día y, de esa pelea, empezamos a temer que quienes terminen enterrados en guano seamos la gente de a pie.

Aparte de sobrenombres y apelativos, hay que suspender a todos los políticos que nos representan, por que han desaprovechado su tiempo y gastado nuestro dinero; merecen una descomunal calabaza, o un cero patatero y deberían de marcharse a su casa, -YA- antes de que liquiden el país.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.