GRANADA es noticia

TINTA FINA

Concretando

Enrique Pérez (GRN)

Enrique Pérez (GRN)

Esta semana he recibido, entre otras, la carta de PePé, -abro comillas- “estimado amigo me pongo en tu lugar e imagino el cansancio de las elecciones, las campañas, los partidos y también de nosotros los políticos” -cierro comillas-

-Qué razón tienes Mariano, -estamos hasta el flequillo o, mejor, hasta el felpudo del monte de venus y hasta los gemelos.

“Pero te pido un nuevo esfuerzo”-continua la carta-; es decir, aquí el esfuerzo solo le toca hacerlo a los votantes y como han resultado ser un fracaso las anteriores elecciones, ahora otra vez hay que volver a las urnas para votar a los mismos que han dado lugar a dicho fracaso.

Es bastante kafkiano que quien ha sido actor principal del fracaso pida que se le vote y no que le botemos; pero, exactamente, igual que sus oponentes Pedro y Pablo haciendo la excepción con Albert que, si, ha demostrado talante negociador y constructivo.

En esto, obviamente, hay opiniones para todos los gustos pero si preguntaran a la gente si prefieren votar a los mismos cabezas de cartel o, por el contrario, si desearían que hubiera nuevos líderes con ideas renovadas y nuevos equipos, posiblemente, la inmensa mayoría diría que, si -por favor ya, sin perder ni un minuto más.

No han entendido, Mariano y Pedro, que tienen que dar un paso al lado dejándoles el liderazgo a otros que tengan más capacidad de llegar a acuerdos y antepongan el interés general al suyo particular.

NO es de recibo que estén en la oferta electoral los mismos líderes que han fracasado, en la que pasará a la historia, por la legislatura más breve; porque esto, puede dar lugar a obtener similares resultados a los de la cita anterior y ¿después, qué?

Mariano se ha convertido en un lastre para su partido, hasta el punto de que si dejara su espacio libre, él y sus más fieles palmeros salpicados de manchas de corrupción por el efecto rebote, corridos de tupidos velos, protección a los suyos bajo alargadas sombras de duda, recomendaciones de resistencia ante el delito, contabilidades y obras pagadas con caja B, etc., etc., etc. Por todo ello y por vergüenza político-torera, Mariano se tenía que haber marchado y, de eso modo, hacerle un extraordinario favor a su partido.

Exactamente igual, también, Don Pedro que ha demostrado con insistencia que le mueve, principalmente el interés propio, también habría hecho un gran favor a su partido si se hubiera marchado o dado un paso al lado, voluntariamente, permitiendo ceder el liderazgo a otros con mejor y más capacidad negociadora y sentido de estado.

A otros líderes también se les ha visto el plumero y han dejado muestras claras de querer convertir España en república bananera, porque tiran mucho “Pa-trás” los gestos con el puño alzado y la amenaza encubierta a la clase media que sostiene el país.

En fin, CONCRETANDO, como dice en el reverso de la carta de Rajoy vamos otra vez a las urnas sin muchas garantías de que los resultados sean demasiado diferentes a los últimos y hay que participar, al menos, para llenar las urnas de voluntades y decirle a los políticos que se pongan las pilas alcalinas y trabajen bien por y para el país y no por y para ellos.

@enriquepmarti

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.