GRANADA es noticia
NovaHit Granada
Publicidad

TINTA FINA

Primeras comuniones

Enrique Pérez (GRN)Cabe decir que, entre los eventos primaverales, las primeras comuniones destacan sobre cualquier otro: bodas o bautizos, incluso graduaciones, clausuras de cursos, entrega de premios, etc., etc.; y es que los eventos de la BBC ganan por cantidad a mayor satisfacción del negocio de los restaurantes, estudios de video y fotografía, imprentas, tiendas de regalo, ropa, zapatería, complementos, etc., etc.

Todo es un negocio durante, poco más o menos, 2 meses de actividad continuada que cada fin de semana culmina con la celebración: almuerzo o cena y copas.

-Bien está-, pero quiero incidir en la calidad del servicio que en la mayoría de los restaurantes brilla por su ausencia dado que no cuentan con personal profesional, o semiprofesional, o, al menos con dotes para servir y ofrecer su atención a los comensales.

Por lo general no se cuida el servicio adecuadamente en los establecimientos de restauración, notándose más en celebraciones de este tipo en las que todo se hace en serie, y, no me refiero a la cocina, -que también- sino al servicio que no es menos importante, ya que un mal servicio desvirtúa lo demás porque todo en su conjunto es como puntúa; de la misma manera que tampoco vale ofrecer un servicio excepcional y una cocina deficiente, es decir, ambas cosas van de la mano y eso distingue a unos restaurantes de otros.

La relación calidad-precio es fundamental para entender la categoría del lugar, la buena calidad tiene un precio, y, la mala calidad ya sea por el servicio, por la cocina o por ambos, es siempre cara; -esto hay quien no lo entiende-.
Es verdad que en esta materia, por lo general, son menos exigentes los jóvenes de ahí que sean los máximos fans de las tapas que siempre acompañan a un par cervezas o copas de vino y que con ellas almuerzan o cenan; o sea, las generosas tapas que ponen con la bebida no suelen ser delicatessen si no las cobran.

Por tanto, la calidad está reñida con lo que parece barato o una ganga y hay que pagarla; ya hablemos de tapas, de servicio, de cocina o de cualquier producto o servicio para la BBC (Bodas, Bautizos, Comuniones) que es el motivo de este articulo pero haciéndolo extensivo a cualquier otra actividad de consumo; otra cosa son los usos y abusos.
Las primeras comuniones (que no en todos los casos preceden a las segundas) en la reciente época de la abundancia se parecían a las bodas por el número de invitados prevaleciendo la cantidad sobre la calidad, y ahora, al reducir el número de invitados se supone el orden invertido; es decir, prevaleciendo más la calidad sobre la cantidad que viene a ser el binomio calidad-servicio, pero en demasiados restaurantes dedicados a la BBC esa regla no se cumple.

El cliente siempre tiene que ser exigente con el servicio, y sobre todo cuando sabe que lo va pagar más caro de lo habitual en correspondencia a la relación calidad-precio.

@enriquepmarti

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.