GRANADA es noticia
Metro Granada
Publicidad

TINTA FINA

Infulas de grandeza

Enrique Pérez (GRN)

Hay gente, que desde una temprana edad, tiene ínfulas de grandeza que se convierten en delirios cuando alcanzan la supuesta madurez, de tal forma que hasta pueden llegar a abanderar una causa independentista, como le ha ocurrido a Puigdemont, que se ha convertido en el adalid del independentismo más radical rechazando cualquier razón que pueda desmontar su ínfula.

Este loco ha traicionado a los catalanes y por extensión los españoles, causándole un grave perjuicio que llevará su tiempo solucionar.
Claro que, un engañabobos ha conseguido perjudicar a Cataluña, principalmente, aplaudido y alentado por una legión de bobos que le han comprado el argumento de la republica catalana como la solución a todos los males que les produce el estado español.

“España nos roba” es el mensaje que ha calado en un amplio sector de la Cataluña más arcaica a través del adoctrinamiento en los colegios, institutos, universidades y medios de comunicación controlados por el govern.

El retroceso que está teniendo Cataluña como consecuencia del llamado process es, absolutamente, alarmante; y, llama poderosamente la atención que esta realidad no la vea la legión de seguidores que defienden y proclaman la independencia, ni tampoco muchos que dicen no serlo pero se permiten desde posiciones ambiguas poner en entredicho la democracia, el estado, la ley, la separación de poderes, etc.

La ceguera que tienen los independentistas, es tal que no ven las consecuencias más inmediatas en su economía particular y, hay que ser un zoquete muy fanático para no entender el grave perjuicio que a corto plazo va a producirle ser ciudadano de una región aislada de Europa y del resto del mundo.
Saltarse la ley y desafiar al estado de derecho no parece sensato por parte de quienes, entre otras cosas, se nutren del mismo y les permite vivir muy bien con un alto poder adquisitivo.

Ahora, en busca y captura, el Sr. Puigdemont, seguramente, está más cómodo que antes de meterse en el charco de la DUI y antes de coger el testigo del Sr. Mas tras ser inhabilitado, y antes de dejar la alcaldía del ayuntamiento de GERONA, y antes de lo anterior, etc., etc., etc.
Este personaje esperpéntico continúa su viaje a la búsqueda del dorado de la independencia; y, en su irrealidad cómica ha dividido a la sociedad catalana y la conducido a una crisis que tardará unos cuantos años en superarse.

Moltes gràcies Sr. Puigdemont, pasará a la historia por ser un politico funambulista, trilero, mimo, malabarista, tragafuegos, payaso, y escapista a la vez; es decir, un politico de circo.

Solo deseamos que no cree escuela en la “fauna” política, ya que existe un alto riesgo de ser imitado.

Acerca del autor

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.