GRANADA es noticia
Metro Granada
Publicidad

TINTA FINA

Compañeros y compañeras

Enrique Pérez (GRN)

Durante su campaña, a Susana y a Pedro, no se les ha caído de la boca las palabras compañeros y compañeras, de modo que las repetían permanentemente convencidos, seguramente, de que así atrapan mejor la atención de sus oyentes aunque lo que consiguen, es un discurso retórico rancio y repetitivo abusando de aliteraciones y concatenaciones.

Abusar del desdoblamiento indiscriminado de género va contra el principio de economía del lenguaje y denota una clara intención pretenciosa hacia la audiencia.
Estas figuras de repetición solo entusiasman a una audiencia fácil que se les gana diciéndoles lo que quieren oír con una desmesurada verborrea demagógica.
Y todos los compañeros y compañeras entusiasmados, al ver cómo se va creciendo el orador cada vez que repite las palabras en ambos géneros.

Para muchos, genera desconfianza el abuso permanente de este lenguaje enfatizado cuando sube la temperatura del auditorio.
Discursos solo para acólitos y fanáticos del partido, del equipo, del club de fans, de una enfervorizada masa que se concentra para enaltecer a un líder, unas ideas, un equipo de futbol, etc., etc.

Compañeros y compañeras, correligionarios, partidarios, incondicionales, aficionados, seguidores, fans, hinchas; congregados todos en un espacio donde caben también, insensatos, impulsivos, dementes, descerebrados, etc. siempre hay quien se sale del tiesto y pasan del entusiasmo a la provocación.

En los discursos de los sindicalistas también se emplea el desdoblamiento de género aludiendo a compañeros y compañeras; es como que con este formulismo se funden con la audiencia llegando a creerse el orador que está al mismo nivel que su auditorio de afines; -Todo es una farsa-.

Necesariamente, los oradores hacen uso y abuso de este tipo de formulismos para ganarse la confianza de su legión de seguidores ávidos de escuchar cualquier cosa que enaltezca su condición de fans incondicionales.

Esto viene a confirmar, una vez más, que la política tiene mucho de arte dramático, y que se lleva de calle a unos espectadores poco exigentes con el actor que desde el atril abusa del desdoblamiento de género.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.