GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

El servicio municipal de teleasistencia atiende a 63 mayores con necesidades especiales desde que el Ayuntamiento recuperara el servicio

En el periodo se han gestionado 2.433 llamadas y 57 emergencias; y ha habido 149 intervenciones directas con presencia de los técnicos en los domicilios

Jemi Sanchez, durante la rueda de prensa

En la presentación del balance del servicio, la edil de Derechos Sociales ha asegurado que “los datos evidencian la necesidad de recuperar un servicio prioritario que el anterior equipo de gobierno suprimió, teniendo en cuenta que se trata de una prestación vital para que los mayores más vulnerables se sientan atendidos, especialmente los que viven solos y están en riesgo”

Un total de 63 mayores con necesidades especiales han sido atendidos por el Servicio Municipal de Teleasistencia domiciliaria en los ocho primeros meses de su andadura desde que el Ayuntamiento recuperara este servicio en septiembre pasado.

La concejala de Derechos Sociales, Jemi Sánchez, ha presentado esta mañana un balance de datos de un servicio gratuito que presta atención al colectivo 24 horas al día durante los 365 días al año.

Al respecto, ha subrayado la “absoluta necesidad” de este servicio “gratuito e integral, pues el perfil de las personas derivadas por los servicios sociales a este recurso, requieren de una atención mucho más directa, cercana y especializada que la que se ofrece en otro tipo de servicios”.

Según la edil, “los datos evidencian que recuperar este servicio que el anterior equipo de gobierno suprimió, resultaba prioritario, teniendo en cuenta el colectivo al que se dirige, y que se trata de una prestación vital para que los mayores vulnerables estén atendidos, especialmente, los que viven solos y se encuentran en situación de riesgo”.

Jemi Sánchez ha asegurado que, además de los 63 mayores y 8 personas acompañantes, que han sido usuarios en el periodo, este servicio, -gestionado por Tunstall Televida-, ha tramitado 2.433 llamadas, “lo que supone una media de 55 llamadas por domicilio”, y se han gestionado además, 57 emergencias, de las cuales, un 55% se han resuelto con la unidad móvil y el resto, movilizando otros recursos. Los datos del balance hablan asimismo de 149 intervenciones directas en domicilios y 11 dispositivos de seguridad instalados.

Al referirse a las características de las personas beneficiarias, la concejala ha manifestado que “el deterioro cognitivo, las caídas frecuentes, la movilidad reducida, y el escaso apoyo domiciliario con que cuentan algunas de las personas usuarias, son factores que determinan el nivel de atención, convirtiéndose este servicio en un recursos básico para detectar, prevenir y actuar ante situaciones de riesgo”.

En cuanto a los casos registrados en el periodo, se han registrado situaciones como caídas, hipoglucemias, pérdidas de llaves y compras de medicamentos urgentes, entre otras gestiones.

En los nueves meses desde que el Ayuntamiento retomara el servicio, de las 63 personas atendidas, la mayoría, un total de 20, tienen entre 81 y 90 años, mientras que 17 tienen entre 71 y 80; y hay 11 personas que se encuentran en el tramo de edades comprendido entre 61 y 70. Por último, hay 3 personas usuarias con más de 91 años; y el resto cuentan hasta 60 años estando en el grupo de personas que viviendo solas, tienen `necesidades especiales´, es decir alguna problemática que les posiciona en situación de riesgo o precisan de dispositivos especializados de seguridad.

Como es preceptivo, los usuarios son atendidos una vez los Servicios Sociales Municipales realizan su valoración y hacen la correspondiente derivación a la empresa concesionaria del servicio.

En este sentido, la edil ha recordado el modelo de atención que la empresa desarrolla un modelo “integral y personalizado que se adapta a las necesidades concretas y específicas de cada persona usuaria, gracias a las nuevas tecnologías”. Así, junto a la atención telefónica y presencial y a la unidad o vehículo móvil de emergencias, el sistema incluye la instalación de dispositivos de detección de fuego y humo, detección de monóxidos o de presencia –para casos de caídas-, así como telasistencia móvil para que el usuario pueda seguir gozando del servicio fuera de su domicilio, sin temor a que le ocurra algo en la calle.

Para Jemi Sánchez, además, “los profesionales del servicio juegan un papel primordial” dado que, en sus palabras “aportan calidad y calidez a un servicio pensado para atender a las personas mayores más vulnerables, los más frágiles y los que más lo necesitan”.

Dado que el contrato con la concesionaria cumple en agosto próximo y, puesto que no se puede prorrogar, la concejala ha indicado que el Ayuntamiento está avanzando ya los pliegos para dar continuidad a este servicio básico.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.