GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

El PP denuncia el “desmantelamiento encubierto” de los centros sociales de la Diputación Provincial

Los trabajadores alertan de las condiciones laborales en las que están trabajando y que ponen en peligro el funcionamiento de la residencia de La Milagrosa y el centro Reina Sofía, en Armilla; y la residencia Rodríguez Penalva, en Huéscar

El grupo popular ha denunciado que el PSOE en la Diputación está llevando a cabo un “desmantelamiento encubierto” de los centros sociales y residencias que la Institución Provincial tiene en las localidades de Armilla y Huéscar, con el fin de acabar privatizando los servicios que se prestan en los centros.

Según el portavoz popular en la Diputación, este “desmantelamiento” se está produciendo en los servicios que se prestan o en el personal, tal y como se reflejan en los presupuestos anuales y en las modificaciones de la relación de puestos de trabajo que el PSOE ha aprobado en estos tres años

“Los granadinos no merecemos a un presidente que no nos diga la verdad, pero lo que no merecemos es que el PSOE nos siga tomando el pelo, cuando dice que abandera los derechos y servicios sociales, pero cuando tienen la oportunidad llevan la privatización allá donde pueden y, en este caso, a unos centros que son referente, no solo en Granada, sino también en Andalucía”, ha señalado José Robles.

A juicio de Robles, los centros sociales dependientes de la Diputación Provincial son la muestra de las políticas de “recortes” de José Entrena y del PSOE.

Desde el inicio del mandato de José Entrena, el PP mostró su preocupación por el “modelo socialista” que iban a implantar en las residencias de Armilla y Huéscar. “El tiempo nos ha dado la razón en nuestras sospechas de que la intención del PSOE era desmantelar poco a poco los centros y poner en riesgo su normal funcionamiento”, ha explicado Rosa Fuentes, diputada provincial del PP.

Fuentes ha defendido que estas “sospechas” coinciden con las denuncias que están haciendo los propios trabajadores de los centros y los representantes sindicales, quienes alertan que los servicios mínimos “ya están en peligro”, que sus puestos de trabajo “ya están en peligro” en cuestiones tan básicas como el servicio de cocina o el lavadero, donde la falta de efectivos “es total” y no se pueden cubrir los turnos “convenientemente” porque “no se está contratando al personal suficiente”.

“En la atención directa a los usuarios, vemos cómo algunas plantas no tienen los efectivos suficientes para que haya una buena atención y, sobre todo, no se está garantizando al personal que se tomen sus días de descanso y puedan conciliar la vida familiar y laboral, puesto que no se está contratando a gente para cubrir los turnos, no se están garantizando sus derechos laborales y los usuarios no están siendo bien atendidos, a pesar de que por el poco personal que hay en los centros está intentando cubrir las carencias con su profesionalidad, pero a costa de su salud y derechos laborales”, ha detallado la diputada popular.

En el caso de la residencia Rodríguez Penalva de Huéscar, Rosa Fuentes ha alertado de que ni siquiera se está cumpliendo con las ratios que marca la Junta de Andalucía en cuanto a atención de enfermeros, médicos o fisioterapeutas, lo que puede costar la acreditación y la concertación del centro con la administración autonómica. En el centro Reina Sofía de Armilla, tal y como ha explicado la diputada provincial del PP, en algunas plantas, que albergan usuarios especialmente conflictivos, se están quedando por la noches solas o con un solo vigilante. “En caso de alguna urgencia y que tenga que acompañarlo al hospital, no se garantiza la seguridad del resto de los usuarios”, ha apostillado. En la residencia La Milagrosa, por otro lado, no se está prestando un servicio adecuado a los mayores que tiene este centro.

Fuentes ha recordado que en el año 2016 se llegó a un acuerdo con los sindicatos que desde el gobierno de Entrena “se vendió como la fórmula mágica que iba a reestructurar la organización de los centros sociales”, pero la realidad es que, a día de hoy, los trabajadores de Armilla y Huéscar están “muy preocupados” respecto a su situación.

En este sentido, la diputada provincial del PP Soledad Martínez ha recordado el modelo “organizativo de los centros sociales y la modificación de la relación de puestos de trabajo que José Entrena propuso a los trabajadores de los propios centros y a los sindicatos mayoritarios “un modelo que venía a solucionar los problemas que venían acarreando por falta de personal”.

El Partido Popular se opuso a este modelo “socialista” al entender que “no era la solución para los problemas de los centros”. “Un año después, este modelo hace aguas y estamos atendiendo al SOS que los trabajadores nos han hecho, alertando de falta de personal o el exceso de carga de trabajo”, ha expuesto Martínez, quien ha incidido en que los trabajadores son los que llevan la carga y cubren con su “profesionalidad, dedicación y su responsabilidad” salvándole “la cara a un PSOE inepto que ha sido incapaz de poner a funcionar a pleno rendimiento los centros”.

Tal y como ha explicado la diputada popular, el PSOE ha sido “incapaz” de concertar el cien por cien de las plazas y sobre todo solventar los problemas con los turnos de trabajo, que según alertan los propios trabajadores, han derivado en dificultades para servir los menús a su hora o el funcionamiento de la lavandería.

Por ello, ha agradecido a los trabajadores el trabajo que realizan a diario, “a costa, a veces, de sus días de descanso y vacaciones, para que los usuarios de los centros, personas mayores y dependientes, estén mínimamente atendidos”.

“Instamos al gobierno socialista de José Entrena a que ponga solución a esta grave situación que están atravesando los trabajadores de los centros, pero una solución eficaz que garantice el funcionamientos de las residencias y la atención a los usuarios”, ha concluido Soledad Martínez.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.