GRANADA es noticia

El nuevo año comienza con una subida del desempleo

El descenso en la contratación se agudiza en la provincia en el mes de enero

Desempleados ante una oficina de empleo de SAE

En Granada, en enero de 2018, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 85.411 personas, 2.054 más que el mes pasado (2,46%), aunque hay 3.996 personas inscritas en paro menos que hace un año (89.407), cuando aumentó el desempleo en 1.581 personas. En el análisis por sectores, ha descendido sólo en colectivo sin empleo anterior (-535) y construcción (-172), habiendo subido en industria (159), agricultura (472), y servicios (2.130). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 48.954 contratos, 2.370 menos que en el mismo mes del año 2017 (51.324). Del total de contratos de enero, 45.987 han sido temporales, un 93,94%.

Juan Francisco Martín, Secretario General de UGT Granada, subraya que el número de parados en nuestra provincia sigue siendo demasiado elevado, y que estamos ante una salida en falso de la crisis, ya que no sólo empieza el año destruyendose empleo sino que se ha producido un empeoramiento brutal de la calidad del existente –la contratación indefinida y a tiempo completo, se sustituye por empleo temporal y a tiempo parcial- la desigualdad y la pobreza.

El representante de UGT alerta una vez más sobre el carácter estacional de los descensos puntuales que pueden producirse en algunos meses, dependiendo sobre todo de la evolución del sector servicios, y así como sobre la elevada temporalidad de muestro mercado de trabajo, que contiene un problema de fondo, ha dicho, la precarización de la contratación. Así, el fin de las contrataciones de Navidad, que no se ha trasladado al periodo de rebajas, ha dejado 2.130 desempleados en nuestra provincia.

Asimismo, indica que se está produciendo un avance de la precariedad en el desempleo, con una extensión del paro de muy larga duración, una tasa de cobertura insuficiente y unas políticas de empleo ineficaces a la hora de mejorar la empleabilidad de las personas, en especial de los jóvenes y, sobre todo, de los mayores de 55 años, siendo ambos colectivos donde más se está produciendo el “efecto desánimo”.

La crisis y las reformas laborales, recuerda el ugetista, ha dejado como herencia en nuestra provincia una precarización del mercado laboral y de los derechos de los trabajadores, produciendo un aumento de los niveles de desigualdad, hasta situar a casi un tercio de la población en riesgo de pobreza y exclusión social.

Por todo ello, el representante de UGT considera imprescindible otra política centrada en las personas. Una política, ha dicho, que implemente verdaderos planes de choque por el empleo, que reduzca el desempleo, que cree empleo de calidad y con derechos y que mejore los salarios de la población, que mejore la protección de los desempleados, sobre todo los de larga duración y los de los mayores de 55 años, que están siendo arrinconados hacia la pobreza, y que reduzca los altos niveles de desigualdad y exclusión social que existentes, para estimular el consumo y la inversión y se consiga una recuperación para el conjunto de la sociedad granadina.

Para Ricardo Flores, secretario general de CCOO Granada, estos datos salen a la luz tras el fin de la campaña navideña y reflejan la temporalidad de los contratos realizados en el sector Servicios, lo que confirma la idea de que es necesario apostar en nuestra provincia por otro modelo productivo. En su opinión, “Granada no puede basar su economía en una burbuja turística de explotación intensiva de mano de obra”. Y ha realizado un llamamiento a los agentes sociales de nuestra provincia, que “deben apostar por la industria, las TIC, por la innovación, también por la cultura como eje turístico”.

Para el responsable sindical, las cifras de paro siguen siendo muy elevadas y la recuperación económica sigue sin reflejarse en la creación de un empleo de calidad. CCOO defiende que la mejor lucha contra el paro es el empleo estable y con buenos salarios. A pesar de ello, Ricardo Flores (CCOO) denuncia que “estamos anclados en la eventualidad y no salimos de ella”. Y es que del total de contratos realizados en la provincia un 93,9% son temporales, y aunque se ha producido un aumento de la contratación indefinida ésta continúa siendo muy escasa.
Del análisis del desempleo por sexos se desprende que el colectivo femenino sigue siendo el que más acusa la crisis, con 8.699 mujeres en situación de desempleo más que hombres. Un hecho que CCOO Granada va a combatir de forma decidida con “una ofensiva contra la desigualdad de género”, porque, ha insistido Ricardo Flores (CCOO), si alguien está sufriendo la mayor temporalidad y la mayor precariedad en el empleo, son las mujeres”.
Para el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva Valdivia, ha valorado negativamente los datos del paro correspondientes a enero, un mes en el que Granada ha registrado 2.054 parados más (2,46%) respecto al mes anterior. “Es un mal dato sin paliativos, sobre todo porque nos vuelve a colocar en peor posición respecto a Andalucía y España, donde el desempleo también ha crecido pero con menos intensidad”, señaló Cuerva. En concreto, el paro ha subido en Andalucía en 11.130 personas (1,35%) y en España, en 63.747 personas (1,87%). El presidente de la CGE se mostró especialmente preocupado por el mal comportamiento de la variación interanual del paro, “porque después de un período en el que Granada se comportaba mejor que su entorno, volvemos a estar por debajo en creación de empleo”. El paro interanual bajó en Granada en enero un 4,47%, frente a la caída del 7,54% registrada a nivel nacional y el descenso del 6,27% en Andalucía. “Granada se sitúa como la segunda provincia española donde menos ha caído el paro respecto a hace un año, y eso es una mala noticia para nuestra economía”, lamentó Cuerva.
La subida del paro registrada en enero se debe principalmente a la destrucción de empleo en la agricultura (por el fin de campañas como la de aceituna) y en el sector servicios, donde hay 2.130 personas que se han ido al paro en enero. “Debemos encontrar los mecanismos para complementar sectores básicos para nuestra economía -y a los que no debemos renunciar-, como el sector servicios, con otras actividades productivas que nos ayuden a paliar los picos de estacionalidad y refuercen la creación de empleo. Como siempre hemos defendido, más que sustituir unos sectores por otros, hay que diversificar y complementar lo que ya funciona con nuevos sectores que aporten riqueza a nuestra economía”, aseguró Cuerva.
Tras los datos de paro del mes de enero hechos públicos hoy, CSIF Granada urge la puesta en marcha de medidas que eviten la alta temporalidad del empleo en la provincia y en Andalucía. El sindicato lamenta que Granada registre 2.054 personas desempleadas más (un 2,46% más con respecto al mes anterior) y que el empleo creado siga siendo precario, tal como demuestra que del total de contratos registrados en enero en Andalucía, el 95,74 % hayan sido temporales frente a tan solo un 4,26 % de indefinidos.

El presidente de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios en Granada, Germán Girela, considera necesario “apostar por nuevos sectores ante la falta de estímulos al consumo en el sector Servicios y el final de algunas campañas agrícolas que ponen en jaque a 85.411 personas en nuestra provincia que inician este año sin un empleo”.

Por todo ello, el sindicato exige la reactivación de la Concertación Social para hacerla más realista, plural y eficaz y la apuesta por nuevos sectores que impulsen la creación de empleo estable y de calidad, incentivando a las empresas para la creación de nuevos puestos de trabajo y realizando una reforma fiscal eficaz para incentivar el consumo en los hogares.

De igual modo, CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas, exige la apuesta por el empleo público de calidad, por lo que insta a la Junta de Andalucía a convocar más de 20.000 puestos de trabajo que palíen, en parte, el grave déficit de personal que sufren los servicios públicos andaluces en todos los sectores. A nivel nacional, CSIF recuerda que las administraciones públicas han perdido un total de 17.818 efectivos con el comienzo del 2018, lo que supone el peor dato de destrucción de empleo en enero de los últimos cuatro años.

Por último, CSIF llama la atención sobre el dato registrado en el sector sanitario. Los 10.000 empleos que se pierden en enero en todo el país, elevan a 60.000 el número de puestos de trabajo destruidos desde el final de verano, una cifra que no se concibe teniendo en cuenta la presión asistencial que se afronta estos días por las enfermedades ligadas al invierno.

Acerca del autor

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.