GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

No te vayas nunca Miguel

Miguel Ríos cerró la gira ‘Symphonic Ríos’ en su ciudad natal ante un público entregado

Miguel Ríos junto a su guitarrista en un momento del concierto en el Palacio de Deportes de Granada (JOSÉ VELASCO)

Miguel Ríos actuó ante sus paisanos en el Palacio de Deportes de Granada ofreciendo su espectáculo ‘Symphonic Ríos’, lo hizo de la mano de la Orquesta Sinfónica Universal Music, creada para la ocasión y dirigida por el maestro Carlos Checa, y del cuarteto rockero ‘Los Black Betty Boys’.

Como dijo Miguel Ríos al poco de empezar su concierto, “el rock es un elemento vivo que ha contribuido al desarrollo del ser humano, como la música clásica”, reflexionaba instantes antes de arrancar su concierto, por cierto con casi una hora de retraso por un problema en la lectura digital de las entradas, lo que motivo ese retraso por el que el granadino pidió disculpas desde el escenario.

Así nuestro Rey del Rock patrio repasó algunos de los temas más populares de su carrera, la mayoría de ellos de la década de los ochenta. Logró unir en armonía un cancionero netamente rockero, con el complejo entramado sonoro de una orquesta de medio centenar de integrantes.

Precisamente fue la orquesta la que introdujo el concierto con una Obertura, en la que sonaron algunas de las melodías más reconocibles del ‘universo Ríos’, lo que fue la entrada en cierto tono épico que sin duda podría encajar con su propia trayectoria musical para que a continuación, un aclamado Miguel Ríos, hiciera un derroche de una estupenda forma física a sus 72 años y se presentara en el escenario con, Memorias de la carretera, para seguir con Bienvenidos, Directo al Corazón, Boabdil El Chico, En la Frontera, que reivindicaba hace 35 años como lo hace hoy el problema de las personas que buscan otros horizontes, otra vida, e hilvanar de seguido una retahíla de clásicos como el Río, No estás sóla, dedicada a las mujeres maltratadas, Reina de la noche, Un caballo llamado muerte, Todo a pulmón…. así hasta llegar a un total de 19 temas con vuelta ya en bises en un popurri roquero que hizo a todo el Palacio “mover el culo y bailar” y acabar con Santa Lucia, Lo viejos roqueros nunca mueren, Vuelvo a Granada y como no, el Himno de la Alegría con el que despidió agradecido de su público en una noche roquera, sinfónica y vibrante.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.