GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

Los desafíos de los gobiernos para adaptarse a las nuevas corrientes y costumbres de la sociedad del siglo XXI

La legalización de ciertas drogas, los casinos online, la prostitución o el aborto son temas pendientes

Las nuevas generaciones siempre aportan nuevas líneas de pensamiento, miradas y hasta descubrimientos que hacen que nuestra vida siempre sea un constante cambio, lo que ayuda a que muchas personas puedan acceder a una mejor calidad de vida. Ahora bien, los distintos gobiernos muchas veces se encuentran ante la dificultad de actualizarse al mismo ritmo de los hechos, algo que no siempre pueden lograr y terminan generando desfases que no siempre son convenientes.

El desafío de vivir en democracia para las sociedades implica una constante negociación entre las distintas partes. Ahora bien, eso puede generar algunos cortocircuitos, ya que el ritmo burocrático de los distintos gobiernos no siempre puede ir a la misma velocidad que las ideas de progreso y cambio cultural que nace de la propia población. Incluso, algunos hábitos de consumo pueden poner en jaque viejas legislaciones que no tienen en cuenta que desde las últimas décadas del siglo XX el ritmo de vida se ha acelerado de gran manera, por lo que lo mejor es tener leyes ágiles y no mandamientos escritos sobre piedra.

Un claro ejemplo de este tipo de debates es acerca de la despenalización y/o legalización de ciertas drogas recreativas, como la marihuana. Gobiernos como Uruguay han tomado la delantera en ese terreno, mientras que en otros países las leyes siguen siendo punitivas a pesar de no haber cosechado buenos resultados. Si bien en territorio europeo se suele tener reglamentaciones más flexibles con esta cuestión, otras regiones siguen sin actualizar sus normas o plantearse un cambio de postura que ayude a que el problema sea tratado con la diversidad de miradas que se merece.

Otro caso es el de los consumos y prácticas a partir de Internet. La conectividad masiva a la web ha puesto en jaque muchos viejos axiomas de los gobiernos, que no pudieron preveer el impacto de un mundo 2.0. Así, la regulación de sitios de compra y venta de productos, o los cada vez más populares casinos online plantean un verdadero desafío para las cámaras empresariales alrededor del mundo, que no siempre están al mismo ritmo que la innovación tecnológica y económica. En ese sentido, no es casualidad que cada año esté plagado de congresos y conferencias al respecto, con la idea de generar una economía más dinámica e inclusiva, que tenga en cuenta a los nuevos actores.

Este debate, incluso, puede extenderse a temas más profundos, como la legalización del aborto o el ejercicio de la prostitución. Con muchos Estados aún en fuerte relación con la Iglesia, estos debates no suelen darse con la seriedad que corresponden, demostrando que la burocracia gubernamental y la actualización de pensamiento por parte de los poderosos no siempre sigue el ritmo vital de la sociedad en su conjunto. El siglo XXI será el terreno de esas batallas culturales y los resultados, tal como se presenta el mundo hoy en día, pueden ser más que variados según la región.

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.