GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

La tasa de paro se eleva al 24,5%

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre desvelan que en la provincia hay 5.900 desempleados más que en el trimestre anterior

Desempleados ante una oficina de empleo de SAE

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre de 2018, hechos públicos hoy, sitúan a Granada con una tasa de paro de un 24,53%: 107.700 personas, 5.900 desempleados/as más que el trimestre anterior (101.800, con un 23,81% de paro), y 11.100 menos que justo hace doce meses (118.800, cuando la tasa de paro fue de un 26,95%).

La tasa de empleo se sitúa en el 43,62%, con 331.200 ocupados, 5.600 más que hace tres meses (325.600 con un 42,93% de empleo) y 9.400 más que hace justo un año (321.800, cuando la tasa de empleo fue del 42,56%). Granada es la sexta provincia española (quinta andaluza) con más tasa de paro tras Ceuta, Huelva, Almería, Córdoba, y Cádiz, situándose una vez más, por encima de tasa de paro andaluza (22,85%), y la nacional (14,55%).

Para Juan Francisco Martín, Secretario General de UGT Granada, “la subida en las cifras de paro en el tercer trimestre del año (julio, agosto y septiembre), se debe sin duda a que septiembre es un mes desfavorable para la creación de empleo, debido a que finaliza la temporada de vacaciones y se acaban las contrataciones temporales, relacionadas con el sector servicios: rebajas, turismo, etc. Especialmente preocupante son los síntomas de agotamiento que comienza a mostrar el proceso de recuperación económica en Granada, sin que, todavía, dicha recuperación haya llegado ni al mercado laboral ni a la calidad de vida de las economías domésticas granadinas”.

Como apunta el Secretario General de UGT Granada, “la mejora de la calidad del empleo pasa por incrementar la calidad de la economía provincial: retomar el proceso de industrialización, mejorar los niveles de excelencia empresarial, apoyar la inversión de las pymes, una regulación laboral que evite casos de explotación, profundizar en el proceso de negociación colectiva y erradicar la siniestralidad laboral”.

Junto a ello, señala Martín “es imprescindible un giro de las políticas económicas y sociales. Es necesario, ha dicho, que de forma inmediata se atienda a cuestiones prioritarios como las prestaciones por desempleo, aumentando el grado de protección, tanto a nivel contributivo como asistencial; las políticas activas de empleo, que no pueden estar orientadas exclusivamente a subvencionar al sector privado, mediante bonificaciones a las empresas para contratación; medidas legislativas para evitar y perseguir la contratación temporal y a tiempo parcial injustificadas , ya que, junto a la moderación salarial, están conduciendo a la economía y la sociedad hacia un modelo de desarrollo desequilibrado que impide la recuperación de las familias y de la economía”.

Por su parte, el secretario general de CCOO Granada, Ricardo Flores, ha lamentado que la estadística no es más que el reflejo del momento en el que nos encontramos “con enormes desigualdades sociales y grandes dificultades, consecuencia de la reformas neoliberales impuestas”. Por eso, ha explicado Flores que “ahora más que nunca es el momento de acabar con la precariedad laboral y dar estabilidad al mundo del trabajo, con empleo de calidad”.

La Estadística llega tras los meses de verano, tradicionalmente relacionados con la creación de empleo en la provincia de Granada, lo que pone de manifiesto la precariedad del mercado laboral que es incapaz de generar contrataciones, y aún menos de que éstas sean de carácter estable (indefinidas) y de calidad. En definitiva, ha apuntado Flores (CCOO) el empleo que se crea sigue siendo temporal y precario, unido a sectores como la Hostelería y el Turismo.

Las políticas neoliberales impuestas han generado una enorme ola de desigualdad social, ya que la recuperación empresarial sigue sin reflejarse en la vida de las personas, especialmente entre jóvenes y mujeres. Hay, considera CCOO, amplios sectores de nuestra provincia que siguen sin beneficiarse de la recuperación económica y soportan niveles inaceptables de desigualdad, pobreza y bajos salarios. Concretamente, las mujeres siguen soportando una tasa de paro del 27,8% en Granada y existen 45.494 personas en situación de desempleo que no cobran ninguna prestación. La reivindicación de la Renta Mínima, en este punto, es para CCOO fundamental.

Para CSIF Granada, primer sindicato de la función pública y tercero en la empresa privada, ha alertado hoy de los datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) en la tercera Encuesta de Población Activa (EPA) del año en la provincia por el aumento del número de personas desempleadas (5.900 más), que ponen de manifiesto que aún hay 107.700 (un 24,53 por ciento de la población activa) sin un empleo. Por ello, la Central Sindical, a través de su presidente provincial, Germán Girela, solicita “nuevas medidas para hacer frente a la estacionalidad, la precariedad de los nuevos contratos, la devaluación de los salarios y la debilidad de las políticas de empleo”.

Para el sindicato es preocupante que mientras a nivel nacional haya disminuido el paro en un 4,7 por ciento y en Andalucía haya bajado en 12.100 personas durante el tercer trimestre del año, la provincia de Granada destruya empleo a mayor ritmo que lo crea, tal como demuestran los datos recabados de julio a septiembre en plena campaña de verano.

En el ámbito público, CSIF Granada valora que, desde la restitución en enero de 2017, tras el acuerdo firmado por CSIF Andalucía, de la jornada de 35 horas, se hayan creado en nuestra Comunidad un total de 39.100 puestos públicos; 17.300 de ellos en el último año. No obstante, Girela alerta sobre las altas cifras de interinidad y recuerda que en este tercer trimestre del año se ha registrado “la cifra más alta de personal interino de la historia de nuestras administraciones públicas”, con un total de 458.400 contratos interinos (65.000 más si comparamos las cifras con las de hace un año), 93.400 por circunstancias de la producción o demanda de servicios públicos y hasta 365.300 para cubrir la ausencia total o parcial de un trabajador.

Valoración de la patronal

El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, ha mostrado hoy su decepción por los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que vuelven a demostrar que la economía de la provincia no logra crecer al mismo ritmo que el resto de España. La estadística arroja luces y sombras sobre el mercado de trabajo de la provincia, ya que, debido al fuerte incremento de la población activa (11.400 personas), se ha incrementado tanto el número de parados como el de ocupados.

En el lado negativo se encuentran los datos del desempleo. Granada ha cerrado el tercer trimestre del año con 107.700 parados, 5.900 más que en el trimestre anterior (+5,8%). Este dato, negativo por sí mismo, empeora si se compara con la evolución que ha registrado el desempleo en Andalucía y España: en la comunidad andaluza, el paro se ha reducido un 1,3% (las listas del desempleo andaluz registran 12.100 personas menos, hasta las 898.200); mientras que en el conjunto nacional el número de parados es un 4,8% inferior al del trimestre anterior (la cifra total se ha reducido hasta los 3.326.000 desempleados).

Este nuevo incremento del desempleo en plena temporada estival –una situación que ya se produjo el año pasado- deja al mercado laboral granadino en una situación más débil que la del trimestre anterior. “La tasa de paro ha vuelto a crecer hasta el 24,53%, una cifra que se aleja de las que registran en España (14,55%) y Andalucía (22,85%). En Granada soportamos un porcentaje de desempleo casi diez puntos superior al nacional”, apunta el presidente de la CGE. De hecho, Granada es la sexta provincia española con la tasa de paro más alta después de Ceuta (30,79%), Huelva (25,98%), Almería (25,53%), Córdoba (25,40%) y Cádiz (24,72%). “Es muy frustrante comprobar que el ranking de los territorios con mayor tasa de paro está dominado por provincias andaluzas”, lamenta Gerardo Cuerva.

En términos interanuales, la evolución de Granada también es menos positiva que en el resto del territorio. En la provincia, hay ahora 11.100 parados menos que hace un año, lo que supone un descenso del desempleo del 9,3%. En Andalucía, esta caída ha sido del 10,6% (107.400 parados menos respecto al tercer trimestre de 2017); y en España la diferencia es del 10,9% (con 405.700 parados menos).

No obstante, y aquí está el lado positivo, las cifras de la EPA también evidencian que la situación del mercado de trabajo granadino está mejorando respecto a los peores años de la crisis. El número de desempleados que registra Granada es el más bajo para un tercer trimestre desde el año 2008 (por entonces la cifra total es de 86.600 personas); y la tasa de paro, del 24,53%, es también la más baja registrada para un tercer trimestre desde ese mismo año (en 2008 la tasa era del 20,5%).

Además, el tercer trimestre del año ha dejado en Granada un incremento de la ocupación, que alcanza también cifras récord para este periodo desde el año 2008. Al cierre del mes de septiembre había en la provincia 331.200 ocupados, 5.600 más que en el trimestre anterior (+1,7%). La ocupación, además, sí crece a un ritmo mayor que en Andalucía y en España (en la región apenas ha aumentado un 0,01% respecto al segundo trimestre del año, mientras que en España lo ha hecho un 0,95%).

El hecho de que crezcan tanto el paro como la ocupación no es contradictorio, ya que tiene su explicación en el aumento de la población activa. La temporada estival ha registrado un aumento de 11.400 activos en la provincia, lo que eleva el número de granadinos en disposición de trabajar a 438.800. Este crecimiento de la población activa se ha repartido entre ocupados y parados, lo que significa que Granada todavía no es capaz de crear oportunidades laborales para todas las nuevas incorporaciones que ha registrado el mercado de trabajo. “Tenemos que crear las condiciones ideales para que nuestras empresas crezcan y puedan dar cabida tanto a los nuevos demandantes de empleo como a los granadinos que se encuentran en las listas del paro”, insiste el presidente de la CGE, que asegura que Granada necesita inversiones estratégicas y proyectos de calado que permitan reforzar el tejido empresarial y, en consecuencia, el empleo.

El aumento de la población ocupada se ha producido en todos los sectores excepto en la agricultura, que ha perdido 5.800 trabajadores en activo en el tercer trimestre del año (el total de ocupados se ha reducido a 21.500). La ocupación sí ha mejorado en la construcción, con 1.500 trabajadores más (hasta los 22.900); en la industria, con 3.800 nuevos empleados (el total se eleva a 28.200); y en el sector servicios, que ha sumado 6.000 ocupados (hasta 258.500)

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.