GRANADA es noticia
Metro Granada
Publicidad

La startup granadina Inteligencia Viajera cumple dos años habiendo recorrido más de 50 países

Este mes de febrero celebra su segundo aniversario triplicado su facturación y alcanzando los 68.372 euros

Grecia - Antonio en Meteora_optLa posibilidad de conocer diferentes países del mundo mientras viajas con la oficina en la mochila es el sueño de una nueva generación de emprendedores surgida de la era de Internet llamada ‘Nómadas Digitales’. Bajo este modelo de negocio, Antonio G., un arquitecto granadino de 29 años, creó en 2015 el blog Inteligencia Viajera, que a día de hoy tiene una facturación mensual cercana a los 6.000 euros. Actualmente, Antonio ha recorrido más de 50 países y en estos momentos se encuentra en Sri Lanka, una de las etapas de su largo viaje que tiene por objetivo dar la vuelta al mundo.

Tal y como explica él mismo en su blog, no es un camino fácil a pesar de lo que la mayoría de la gente piensa. “Muchos días trabajas frente a maravillosos paisajes, pero otros tantos tienes que aprovechar las horas de autobús para organizar las tareas de equipo y sacar contenido para el blog”, comenta Antonio. Contar con un buen equipo de personas es fundamental para que un nómada digital pueda viajar tranquilo sabiendo que su negocio está en buenas manos.

Otro de los puntos más importantes para conseguir alcanzar la “libertad laboral” y obtener grandes beneficios, es la creación de infoproductos y cursos online que, mediante la automatización, generen ingresos cada día. Para Antonio, la creación de productos digitales ha sido una prioridad desde el principio. Como bien explica, “puedes vender tus horas a ‘x’ precio, pero cuando se te acaban las horas no podrás obtener más ingresos nunca. Sin embargo, la creación de infoproductos te permite vender tus conocimientos a muchas más personas a la vez, por lo que puedes reducir el número de horas de trabajo y aumentar tus ingresos”. Otra de las fuentes más importantes de obtención de ingresos ha sido la afiliación, por medio de la cual recomienda otros productos o servicios a cambio de una comisión por cada venta.

La nueva generación: Los nómadas digitales

Antonio se ha definido desde sus inicios como ‘Nómada Digital’, un concepto que hoy en día sigue siendo poco conocido, pero al que mucha gente aspira. Se trata de una persona que utiliza Internet para vender sus conocimientos y ayudar a otras personas o empresas. Esto es posible gracias a las nuevas tecnologías de las que disponemos hoy en día, ya que el concepto se resume en poder vivir viajando y trabajar de forma flexible (en cualquier sitio y a cualquier hora).

Pero el concepto va todavía más allá, ya que ser un ‘Nómada Digital’ implica además una filosofía y estilo de vida acorde a este tipo de trabajo: pocas posesiones, viajar para aprender nuevos idiomas, enriquecerse de las diferentes culturas y dedicar tiempo al desarrollo personal y profesional. Se trata de una respuesta lógica a un nuevo cambio de ciclo, de la era industrial a la era de la información.

Hoy, con 29 años de edad, Antonio es un ejemplo para muchos otros emprendedores que quieren romper con la idea preestablecida de una jornada laboral de 40 horas con un contrato de becario. Y esa fue precisamente la forma en la que él mismo comenzó esta aventura.

Tras finalizar sus estudios de arquitectura en 2014 decidió formarse en negocios online y diseñar una estrategia que le permitiera trabajar desde cualquier lugar del mundo sin tener fecha de regreso. Un año después del lanzamiento de su blog, lo había conseguido. Con un total de 60 objetos dentro de su mochila (incluidos los necesarios para mantener su negocio digital), emprendió junto a su novia Cris un viaje alrededor del mundo.

Según cuenta Antonio, “el objetivo de este segundo año no era duplicar ingresos (aunque finalmente los hemos triplicado). Mi meta era desvincularme de los ingresos para poner la lupa en mi tiempo. Si quiero vivir como un nómada digital tengo que saber gestionar mi tiempo para disfrutar al máximo del viaje”. Esto incluye trabajar 50 horas mensuales en lugar de las 160 de cualquier trabajador por cuenta ajena. “Lo más divertido de todo es que mientras mes a mes me concentraba en exprimir los minutos invertidos en el blog para que se maximizaran los resultados, los ingresos no paraban de crecer”, apunta Antonio.

Casi una tercera parte de sus beneficios vienen por su programa de mentoría con el que ayuda a otros nómadas digitales a vivir de su pasión, tener libertad geográfica y posicionarse en el mercado como expertos de su sector.

Tras haber ayudado a más de 1.000 clientes, solo queda plantearse nuevos retos para el 2017. El más importante para Antonio, “ayudar a 10 nuevas personas a convertirse en nómadas digitales por medio del programa de mentoría”.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.