GRANADA es noticia
NovaHit Granada
Publicidad

La importancia del cambio de aceite en los vehículos

El aceite es fundamental para alargar la vida útil del coche y evitar problemas mayores en el motor

El mantenimiento de los vehículos es importante para mantenerlos en las mejores condiciones alargando su vida útil en el tiempo. Muchos conductores se centran en cuestiones sencillas como los limpiaparabrisas, que se pueden conseguir a partir de 7 €, sin embargo, se olvidan de otras operaciones de mantenimiento como el cambio de aceite, cuyo precio es un poco superior pero su importancia es fundamental para el futuro del coche.

El aceite de motor es una sustancia viscosa cuya principal función es mantener lubricadas las piezas del motor. Para ello crea una capa que evita el desgaste de la fricción continua entre las distintas partes ayudando a su mantenimiento de cara al futuro. Además, otras de sus funciones es bajar la temperatura en las partes internas del coche donde no alcanza el líquido refrigerante, atrayendo la suciedad generada por la combustión.

¿Cada cuántos kilómetros se debe cambiar el aceite?

Cada fabricante tiene sus propias recomendaciones a la hora de cambiar el aceite del motor, por ello es aconsejable seguir esas pautas para evitar futuros problemas. Hay muchas indicaciones a la hora de lubricar el motor, aunque la más común es el número de kilómetros realizados por el vehículo. Para ello hay que tener en cuenta el tipo de aceite: en los aceites minerales no se debe superar los 5.000 kilómetros, en los semisintéticos esa cifra se duplica hasta los 10.000 kilómetros, mientras que en los sintéticos se pueden alcanzar los 15.000-30.000 kilómetros.

Más allá de los kilómetros, lo recomendables es cambiarlo una vez al año para garantizar una mayor vida útil del vehículo, especialmente aquellos conductores que lo utilicen a diario en viajes cortos. El aceite se degrada más en estos desplazamientos debido a los arranques en frío del motor provocando que las paredes internas se queden sin la lubricación adecuada.

Otro elemento fundamental a la hora de mantener el motor es cambiar al mismo tiempo el filtro de aceite. Su función es eliminar del propio lubricante las impurezas de las piezas internas antes de que llegue al circuito de engrase, que se encuentra instalado en el motor, para que el aceite pueda lubricar de forma correcta.

Consecuencias en caso de no cambiar el aceite

Un aceite en mal estado provoca un mayor desgaste de las piezas internas del motor generando la acumulación de suciedad en el filtro que puede terminar taponándose llegando a no poder absorber ese aceite sucio. Todo ello provoca un desgaste anticipado del propio motor, con su peor funcionamiento en carretera.

Sin el lubricante adecuado en la parte interna del motor se pueden producir roturas en los casquillos de biela por la continua fricción ocasionada por el uso habitual del coche. Ese mismo rozamiento entre los cilindros en el movimiento del pistón de compresión y expansión puede ocasionar, en el peor de los casos, el gripaje del motor debido a la falta de lubricación que impide el movimiento.

Con estas instrucciones evitaremos todos estos problemas para mantener un funcionamiento correcto del vehículo, alargando su vida útil. Por ello es vital cambiar el aceite del motor en los kilómetros recomendados por el fabricante o, en su defecto, al menos una vez al año.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.