GRANADA es noticia

La Fiscalía eleva a 23 años de cárcel su petición para el acusado de matar de un tiro a su pareja

La acusación particular, que ejerce la familia de la víctima, también ha elevado la pena que solicitó inicialmente hasta los 23 años de prisión por asesinato y tenencia ilícita de armas
La Fiscalía ha elevado de 16 a 23 años de cárcel su petición para el hombre que ha sido enjuiciado desde el lunes en la Audiencia de Granada acusado de matar en noviembre de 2016 de un tiro a su compañera sentimental en su vivienda de la zona Norte, dejándola luego junto a un contenedor para supuestamente intentar “ocultar el crimen”.

El Ministerio Fiscal ha hecho esta modificación en la última sesión del juicio al entender, tras el desarrollo de la vista oral, que los hechos son constitutivos de un delito de asesinato y no de homicidio, como los había calificado en sus conclusiones provisionales, así como de otro de tenencia ilícita de armas, según han detallado a Europa Press fuentes del caso.

La acusación particular, que ejerce la familia de la víctima, también ha elevado la pena que solicitó inicialmente hasta los 23 años de prisión por asesinato y tenencia ilícita de armas. Una vez concluida la fase de conclusiones, los nueve miembros del jurado popular que está enjuiciando el caso deberán emitir en las próximas horas o días un veredicto respecto a la culpabilidad o no culpabilidad del acusado.

En la primera sesión del juicio, negó haber acabado con la vida de Sara C. de 35 años. Relató que la noche en que ocurrieron los hechos,
aquel 28 de noviembre de 2016, él se encontraba en la vivienda con su pareja y un amigo que le había estado ayudando con la plantación de marihuana que tenía en casa. La Fiscalía acusa a esta segunda persona de encubrir el crimen, ayudando a bajar a la víctima desde el domicilio a la calle para hacer creer que había recibido un disparo por un desconocido mientras tiraba la basura. Pide para él tres años de prisión.

El principal acusado negó esta versión y dijo que estando los tres en la vivienda, la víctima “salió de la cocina con una bolsa de basura” diciendo que iba a tirarla y que al poco tiempo, sobre las 21,15 horas, le llamó por teléfono desde la calle diciéndole “baja, ayúdame, corre”.

“Bajé corriendo por las escaleras (…), Sara — de 35 años entonces– estaba de rodillas al lado del cubo de basura (…) creía que era un mareo, estaba como blanca y no hablaba, sólo señalaba hacia los jardines y le vi en el lado un agujerillo y una gota de sangre”, relató.

Preguntado sobre por qué no llamó inmediatamente a los servicios sanitarios, dijo que se quedó “bloqueado”, pues “nunca en la vida había visto nada así” y que contactó con su padre para que viniera a ayudarle y llamara a la ambulancia y a la policía.

La mujer, que ha dejado tres hijos menores de una anterior relación, fue trasladada al Hospital Virgen de las Nieves de Granada, donde falleció a las 8,15 horas del día siguiente.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.