GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

La firma del Acuerdo Nacional de Negociación Colectiva permitiría la recuperación del poder adquisitivo de la ciudadanía

En mayo de 2018, el IPC ha subido un 0,8% en Granada, frente 0,0 en mayo de 2017. Los grupos de bienes y servicios que más han bajado respecto al mes pasado han sido Ocio y cultura (-0,5) y Otros bienes y servicios (-0,1)

Ante los datos de IPC correspondientes al mes de mayo en la provincia de Granada, publicados hoy, Juan Francisco Martín, Secretario General de UGT Granada, considera que lo que queda claro, tal y como prevén la mayoría de analistas, es que la inflación va a repuntar en lo que queda del año, y que eso repercute en una pérdida de poder de compra de los salarios. En una situación en la que las empresas obtienen beneficios, opina que no es admisible que los trabajadores y las trabajadoras vean reducida su capacidad de compra, como ya sucedió en 2017.

Los niveles salariales en nuestra provincia son reducidos, afirma el ugetista, con unos ingresos mensuales medios de menos de 1.000€ al mes. Y casi la mitad de los asalariados y asalariadas cobran menos de dos veces el salario mínimo interprofesional, recuerda, lo que en muchos casos, no permite a las familias llegar a llegar a fin de mes.

Por todo ello, Martín (UGT) afirma que los salarios deben crecer más, ya que se dan las condiciones económicas para que así sea, y las empresas deben asumirlo. Es necesario por razones de eficiencia económica, para aumentar el consumo de las familias e incentivar mejores empleos, y de justicia social para reducir los niveles de pobreza y la desigualdad).

Por eso, el planteamiento de UGT en las negociaciones con la patronal para negociar un nuevo Acuerdo de convenios para 2018 (y los años siguientes) no va a cambiar, señala el representante sindical, que reivindica que se asegure que los salarios en ningún caso crecerán menos que la inflación, que deben recuperar parte del poder de compra perdido en los años anteriores, y que, allí donde sea posible, en función de la productividad generada, los sueldos deben crecer más. Y también defiende el representante del UGT el que se dignifiquen los salarios más bajos, por lo que reclama un salario mínimo de convenio de 1.000 euros. La patronal, ha concluido, no puede seguir pidiendo subidas salariales de crisis cuando las empresas obtienen beneficios elevados y reparten más dividendos que nunca. ​

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.