GRANADA es noticia

El juez procesa al exalcalde de Granada y a 9 de sus ediles por el ‘Caso Serrallo’

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha dado por concluida la instrucción

José Torres Hurtado a su llegada a los juzgados de La Caleta (EUROPA PRESS)

El Juzgado de Instrucción 2 de Granada ha dado por concluida la instrucción en el llamado ‘caso Serrallo’ y ha transformado las diligencias previas en procedimiento abreviado, procesando al que fuera alcalde de Granada José Torres Hurtado (PP) y a nueve de sus ediles –seis de los cuales aún ejercen como concejales en el Ayuntamiento de Granada– además de otros altos cargos del consistorio.

En este caso se investigan posibles delitos contra la ordenación del territorio, prevaricación urbanística, malversación de caudales públicos, fraude en la contratación, falsedad en documento oficial, cohecho y tráfico de influencias a raíz de la construcción de una discoteca, con sala de fiestas y pista de patinaje con bar, en una zona verde junto al Centro Comercial Serrallo Plaza.

Así consta el auto de procedimiento abreviado, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que la jueza procesa a un total de 17 personas por este caso, dando traslado a las partes para que en el plazo de 20 días soliciten la apertura del juicio oral, formulando escrito de acusación, o el sobreseimiento de la causa.

Entre estas personas se encuentran los ediles que apoyaron en su día en una Junta de Gobierno Local el expediente que dio luz verde a la operación, seis de los cuales aún siguen en el grupo municipal del PP; además del que fuera director de Obras Municipales, Manuel Lorente, un interventor, la exdirectora de Urbanismo, entre otros altos cargos; y el promotor Roberto García Arrabal.

El origen de este caso se encuentra en la adjudicación en 2006, por parte del Ayuntamiento de Granada a la sociedad propietaria del Centro Comercial Serrallo Plaza, de una concesión administrativa en los Espacios Libres SG-11 para hacer un parque de atracciones infantil.

La jueza sostiene que al amparo de esta concesión “han sido introducidos usos y aprovechamientos prohibidos en el Plan General de Ordenación Urbana para este tipo de suelos”, catalogados como zona verde. Concretamente, se ha permitido construir una sala de fiestas con discoteca y un pabellón cubierto de pista de patinaje con bar cafetería. Lo que, presuntamente, contraviene lo establecido en la normativa urbanística.

Sostiene la jueza que el entonces alcalde de Granada, que ha sido procesado por siete delitos, “tenía pleno conocimiento de las operaciones urbanísticas del Ayuntamiento de Granada y participaba activamente en la toma de decisiones” a pesar de tener delegadas las funciones en materia urbanística. De este modo, la magistrada afirma que tenía “conocimiento absoluto” “de la operación especulativa llevada a cabo en los Espacios Libres del Serrallo” y “existen indicios de su participación en ella”.

De hecho, en su auto recuerda que Torres Hurtado presidió la Junta de Gobierno Local del 26 de julio de 2012 en la que, a propuesta de la entones concejal de Urbanismo, Isabel Nieto, –también procesada en esta causa– se aprobó por unanimidad el cambio de uso de estos terrenos, alterando los establecidos en el Plan General.

Igualmente, se habría producido un incremento real del aprovechamiento del Plan Parcial y, en definitiva, “se ha sustraído al uso público y general gran parte de un Sistema General de espacios libres con una parcelación ilegal del mismo, que ha permitido unas construcciones que ni en su volumen ni en su destino a uso terciario lucrativo de discoteca se ajustan al planeamiento general, el cual contravienen”.

Estas construcciones tampoco “respetan la concesión ni en cuanto a su objeto exclusivo de parque infantil ni en cuanto al objeto de la concesión existente, ni en cuanto a su adjudicatario único, por lo que habría supuesto una alteración sustancial del pliego y del precio de la adjudicación del mismo”, agrega el auto.

Incide la jueza en que “ni el alcalde ni el equipo de gobierno han realizado actuación alguna para reponer la legalidad urbanística conculcada sino que, por el contrario, para lograr la impunidad y “legalizar a posteriori lo ilegalmente ejecutado” se elaboraron unas ordenanzas de edificación, aprobadas mediante acuerdo del pleno el 24 de mayo de 2013.

“A continuación, el Ayuntamiento inició una innovación-modificación puntual del Plan General –“sin cumplir la legalidad” por ser competencia de la Junta– para integrar estas ordenanzas, lo cual ha sido paralizado por la Junta de Andalucía. Es más, en agosto de 2014 se requirió al Ayuntamiento para que anulara las licencias y proyectos de urbanización ilegalmente concedidos, pero se rechazó a propuesta de la concejal de Urbanismo y del alcalde y con el voto favorable del Pleno del Ayuntamiento.

También están procesados en esta causa los miembros de la citada junta de gobierno local de 26 de julio de 2012 en la que se aprobó el cambio de usos de esta zona, como presuntos autores todos ellos, de un delito de prevaricación urbanística.

Los concejales procesados que integran actualmente el grupo municipal del PP son Juan García Montero, María Telesfora Ruiz, Fernando Egea, Juan Antonio Fuentes, Francisco Ledesma y María Francés. A ellos se suman los ya exediles Juan Antonio Mérida, Isabel Nieto y Vicente Aguilera.

En el auto la jueza hace constar que, según el informe del Jefe de Servicio de Conservación de Edificios, el presupuesto de las obras de demolición de los pabellones de la sala de fiestas y el bar kiosco es de 114.872 euros, de acuerdo al informe redactado por una empresa.

En cuanto a la cantidad a la que pudiera ascender la indemnización a terceros de buena fe, precisa que en el Ayuntamiento se está tramitando procedimiento de reclamación de responsabilidad patrimonial por una cuantía básica de 415.000 euros.

Acerca del autor

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.