GRANADA es noticia

El exalcalde de Castril defiende la “transparencia y legalidad” en la gestión de fondos de la Fundación Saramago

José Juan López Ródenas ha considerado que la denuncia interpuesta contra él tiene como objetivo “continuar con la estrategia de acoso y derribo”

El exalcalde de Castril (Granada) José Juan López Ródenas (PSOE) ha defendido este jueves la “transparencia y la legalidad” en la gestión de los fondos públicos para la Fundación Centro José Saramago y ha considerado que la denuncia interpuesta contra él tiene como objetivo “continuar con la estrategia de acoso y derribo” que, según asegura, emprendieron tanto IU como el también exregidor Miguel Pérez (del independiente Nuevo Castril).

De hecho, en un comunicado incide que en que la denuncia de la Fiscalía contra él obedece a una denuncia previa presentada por la concejal de IU Alicia López Moreno en septiembre de 2013, y cuestiona la “curiosa investigación” del Ministerio Público, que ha motivado la apertura de diligencias penales en el Juzgado de Huéscar, que lo

ha citado para declarar como imputado el día 7.
Según ha criticado, “la primera medida” que tomó el equipo de gobierno del exalcalde de Castril y la concejal de Izquierda Unida, autora de la denuncia, “fue dar una patada a la puerta del Centro José Saramago, cambiar sus cerraduras” e impedirle a él la entrada en sus dependencias, “en las que estaban todos los documentos y archivos del Centro”.

“Tanto Izquierda Unida como el exalcalde de Castril tenían como objetivo acabar con el Centro Saramago y no han cesado hasta que lo han destruido, y ahora buscan ensuciarlo aún más con una denuncia falsa”, ha señalado López Ródenas.

Según explica, el personal del Centro Saramago correspondiente a los talleres y programas especiales de empleo “estaban sujetos a un proceso de selección donde intervenía una comisión en la que se encontraban representantes del Ayuntamiento y SAE o bien eran directamente seleccionados por el SAE”. Además, según afirma, las ayudas recibidas “para los contratos de interés social era necesario justificarlas ante la Junta de Andalucía y los demás, los relacionados con el vidrio y ayuda a domicilio, estaban sujetos a auditoría”.

En cuanto a la subvención de 150.000 euros para el arreglo del Centro Saramago, el exaalcalde aclara que se trataba de una subvención al Ayuntamiento de Castril, no al Centro Saramago, otorgada por el Ministerio y que fue “debidamente ejecutada y justificada”.

“Lo cierto es que todos los gastos del Centro Saramago están reflejados en los bancos, eran pagos muy claros y transparentes ya que todos se hacían por CajaGranada, bien por transferencia o cheque y de todos ellos existían facturas legales”, mantiene López Ródenas, quien ha insistido en que la cantidad de dinero que el Centro Saramago invirtió en Castril en los años de funcionamiento “sirvió para el fin a que estaba destinada” y el empleo que generó y el nombre y la proyección que ha dado a Castril “es además incuantificable e inimaginable”.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.