GRANADA es noticia

El descenso del paro en Granada sigue siendo coyuntural e insuficiente

El paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 82.593 personas, 1.712 menos que el mes pasado

Desempleados en la cola de una oficina del SAE

En Granada, en mayo de 2018, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 82.593 personas, 1.712 menos que el mes pasado (-2,03%), y hay 2.141 personas inscritas en paro menos que hace un año (84.734) cuando descendió el desempleo en 1.745 personas. En el análisis por sectores, ha descendido en todos ellos, por este orden: servicios (-950), construcción (-330), agricultura (-529) agricultura (-199) colectivo de personas sin empleo anterior (-127) e industria (-106). En cuanto a la contratación, durante este mes se han realizado en Granada un total de 45.897 contratos, 1.681 menos que en el mismo mes del año 2017 (47.578), de los cuales, 43.691 han sido temporales, un 95,19%. Respecto a los contratos acumulados en lo que llevamos de 2018 (216.605, 8.417 menos que en el mismo periodo de 2017, cuando había 225.022) se han formalizado sólo 10.558 contratos indefinidos en la provincia de Granada, un 6,18% del total.

Reacciones de los sindicatos

Tras conocer las cifras de desempleo del mes de mayo de 2018, Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, considera que reflejan claramente el signo estacional del mes, ya que mayo es un mes en el que tradicionalmente se produce un descenso del desempleo por el comienzo del buen tiempo y la época en la que crece el turismo, se anima la actividad en la construcción, y comienzan las campañas agrícolas de temporada. El Secretario General de UGT en Granada lo valora positivamente porque hay un descenso en el número de desempleados, pero recuerda que no sólo hay que tener en cuenta únicamente los números, también hay que considerar la clase de empleo que se está generando en Granada.

Todo esto está generando una parte de la clase trabajadora muy debilitada, ha denunciado. Mientras las empresas siguen aumentando su volumen, y sus márgenes de beneficios, los trabajadores siguen sufuriendo un empleo de bajos salarios amparado por una reforma labora que impide que la mejoría que se está produciendo en la actividad empresarial, repercuta positivamente en las condiciones sociolaborales de la clase trabajadora.

Así, el ugetista cree que la reivindicación de empleo de mayor calidad en nuestra provincia no se está cumpliendo, y la pregonada recuperación económica, que sigue sin llegar a las familas granadinas, es lenta y escasa. Martín (UGT), ha argumentado que la actividad económica de la provincia da para mucho más, por lo que plantea una reflexión a las empresas granadinas, a las que ha pedido atajar las malas praxis de años anteriores, como el abuso de la temporalidad, así como el cumplimiento de los convenios, no sen cuanto a jornadas, descansos y horas extras.

Por otro lado, la extensión de la precariedad en el propio desempleo, junto con el elevado volumen de desempleo estructural, de larga duración, sin derecho a prestaciones, y que limita la vuelta de muchas personas al empleo, es consecuencia de no aplicar las políticas de empleo adecuadas. Precisamente, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018 en materia de políticas de empleo son insuficientes para atender los de parados, teniendo en cuenta que, por cada desempleado, los PGE 2018 van a destinar 6.776 euros (menos cantidad que en 2017) y 2.758 euros menos que en 2010 (9.535 euros). Así, concluye, se profundiza en la desprotección de las personas, no fortalece el papel de los servicios públicos de empleo y olvida la necesidad de mejorar la empleabilidad e inserción de las personas en desempleo, en especial en situación de larga duración.

Por su parte CCOO señala que a tenor de los datos, mayoritariamente el empleo que se crea es es temporal y, asegura Flores (CCOO), que deben interesarnos no sólo los contratos que se firman sino su duración media. En este sentido, el 95% de los contratos firmados en la provincia de Granada son temporales, lo que dice mucho de las características del empleo que se crea en nuestra provincia: las personas trabajadoras siguen sin poder afrontar su futuro con seguridad ya que el empleo al que acceden es muy precario. Por supuesto, y como sigue siendo habitual las mujeres sufren esta situación en mayor medida que los hombres, concretamente son 9.091 mujeres más paradas que hombres las que siguen sin encontrar un empleo.

Por otro lado, denuncia responsable provincial de CCOO, los salarios tampoco están participando del crecimiento de la productividad y deberían crecer al mismo ritmo. “No hay una distribución justa de la riqueza generada por las empresas y, desde luego, ésta no se traduce en estabilidad en el empleo y en mejoras salariales”, ha explicado Flores (CCOO). En su opinión, es necesario que las personas trabajadoras recuperen su poder adquisitivo, única forma de reactivar la demanda interna y generar empleo.

Como ha venido denunciando CCOO, la pérdida continua de poder adquisitivo de las personas trabajadoras, unida al empeoramiento de las condiciones laborales en las que realizan su trabajo es fruto de una reforma laboral que favorece la precarizacion de las relaciones laborales, y que no ofrece garantías de futuro. Por lo tanto, ha terminado Ricardo Flores (CCOO) debemos ser conscientes de que, para que la clase trabajadora disfrute de la recuperación económica, es necesario activar la Negociación Colectiva con el objetivo de subir salarios y crear empleo estable y con condiciones laborales dignas.

CSIF Granada valora el descenso del desempleo durante el mes de mayo en la provincia con 1.712 personas paradas menos (2 % menos con respecto al mes anterior), pero alerta del aumento de la precariedad laboral, poniendo énfasis en el hecho de que tan solo un 4,8 % de los contratos firmados en este periodo sean indefinidos frente al 9,7 % registrado a nivel nacional.

El sindicato achaca este hecho a la contratación temporal y estacional del sector servicios, poniendo de manifiesto de nuevo la necesaria reforma del tejido productivo que necesita Granada, lo que ayudaría a que los datos de desempleo no dependiesen siempre de las campañas agrícolas o turísticas. Por ello, reclama que, cuanto antes, se ponga en marcha una nueva y renovada concertación en la que nuevos agentes sociales, como CSIF, estudien y modifiquen el tejido productivo y diseñen políticas eficaces y eficientes en la lucha contra el desempleo.

En paralelo, el presidente de CSIF Granada, Germán Girela, recalca “la necesidad de desarrollar de manera urgente las ofertas de empleo público”. En este sentido, CSIF, sindicato más representativo en las administraciones públicas, espera que el cambio en el Gobierno no retarde el desarrollo de la oferta de empleo público y de los concursos de traslado, conforme al acuerdo que se firmó el pasado mes de marzo con el Ministerio de Hacienda. La Central Sindical espera reunirse pronto con los nuevos equipos del Gobierno para que trasladen la recuperación económica a las nóminas y plantillas de las Administraciones.

Opinión de la patronal

Para la CGE Granada ha estrenado el mes de junio con buenas noticias para el mercado de trabajo. El presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, ha indicado hoy que los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal son “esperanzadores” para el futuro económico de la provincia, ya que reflejan un descenso del paro de 1.712 personas (-2,03%) y registran el nivel de desempleo más bajo de los últimos nueve años. “Con 82.593 parados, Granada no contabilizaba una cifra de desempleo tan baja desde septiembre de 2009”, cuando había 81.742 personas apuntadas a las listas del paro. “Poco a poco, la provincia se está acercando al objetivo de bajar de la barrera de los 80.000 parados”, apuntó Cuerva, que confió en que la tendencia positiva se mantenga durante los próximos meses para consolidar la recuperación laboral.

Los buenos datos de desempleo –que cae en Granada por tercer mes consecutivo- se ven reforzados por las buenas cifras de afiliación, que apuntan a la creación de 1.395 puestos de trabajo. La provincia cuenta ya con 327.231 afiliados, una cifra que no se registraba desde septiembre del año 2008.

El presidente de la CGE ha explicado que aunque esta positiva evolución del mercado de trabajo granadino está vinculada al inicio de la temporada alta turística, “todos los sectores han contribuido a la caída del desempleo”. El sector servicios ha sacado del paro a 950 trabajadores granadinos, que representan el 55,5% del total de la caída del desempleo. Además, la construcción registra en mayo 330 parados menos; la agricultura contabiliza 199 trabajadores menos en paro; la industria reduce la cifra en 106 personas; y el colectivo sin empleo anterior cuenta con 127 parados menos.

La caída del desempleo que ha registrado Granada en el mes de mayo supera la media regional, que se sitúa en el -1,60%. Granada, de hecho, es la tercera provincia andaluza donde más se ha reducido el paro, solo por detrás de Málaga (-2,80%) y Cádiz (-2,76%). La “nota negativa” la pone la comparación con la evolución nacional: España ha cerrado el mes de mayo con un 2,51% menos de desempleo.

La convergencia con el resto del territorio nacional sigue siendo la asignatura pendiente del mercado laboral granadino. La comparación interanual tanto de los datos de paro como de la afiliación a la Seguridad Social es la mejor muestra de que Granada sigue sin crecer al mismo ritmo que Andalucía y España. La provincia ha registrado una caída del paro del 2,53% en el último año (2.141 desempleados menos), un porcentaje que se queda lejos de la media andaluza (-3,47%) y que es menos de la mitad que el nacional (-6,04%). En cuanto a la afiliación, la provincia ha recuperado un 2,18% del empleo en el último año (6.975 afiliados más), mientras que en Andalucía este crecimiento es del 3,02% y en España, del 3,11%.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.