GRANADA es noticia
NovaHit Granada
Publicidad

Cruz Roja atiende este año a más de 3.800 inmigrantes llegados en patera a Motril, el doble del año pasado

La masificación en los Centros de Internamientos de Inmigrantes ha favorecido que cientos de los llegados a Motril este año fueran puestos en libertad y a disposición de las ONG

Cruz Roja atendiendo a inmigrantes (CRUZ ROJA)

Cruz Roja ha atendido durante 2017 en el Puerto de Motril (Granada) a un total de 3.838 inmigrantes que intentaron alcanzar las costas andaluzas a bordo de una patera, una cifra que duplica a la registrada el año pasado.

De ellos, algo más de 300 fueron menores que viajaban en alguna de las 105 pateras que han sido interceptadas cerca de la costa granadina y trasladadas por Salvamento Marítimo al Puerto de Motril, donde Cruz Roja ofrece a estas personas asistencia humanitaria y sanitaria.

La mayoría de los inmigrantes que han llegado a nuestras costas este año han sido subsharianos, procedentes de Guinea Conakry, Ghana y Costa de Marfil, frente a algo más de 400 marroquíes, según ha detallado a Europa Press el responsable del Equipo de Respuesta Inmediata en Emergencias (ERIE) de atención a inmigrantes, Juan Alcausa.

El equipo de atención a inmigrantes de Cruz Roja Motril está formado por unos 60 voluntarios preparados para echar una mano en caso de aviso. Los dispositivos suelen estar integrados por hasta 15 personas, en función del número de inmigrantes que lleguen, a lo que se suma una unidad de intervención social profesionalizada con base en Granada siempre que sea necesario.

Las voluntarios de Cruz Roja ofrecen a estos personas “una acogida humana en primer lugar a fin de proporcionarles algo de seguridad” tras la situación vivida, relata Alcausa. La ayuda humanitaria es inmediata: kits de ropa y mantas para que se puedan cambiar rápido y entrar en calor; alimentos y una atención sanitaria en la que se valora su estado, trasladándolos a la enfermería de la organización o al hospital si fuera necesario.

Los menores no acompañados reciben este mismo tratamiento y acaban ingresados en un centro de protección tutelado por la Junta de Andalucía. Los pequeños que llegan junto a sus madres siguen la misma ruta que ellas, quedando acogidos en algún centro de Cruz Roja o de otra ONG durante un tiempo limitado en el que se les ofrece apoyo y se intenta ponerles en contacto con algún familiar con el que puedan trasladarse.

La ruta por las costas andaluzas para alcanzar territorio español está en auge. Ya el año pasado, cuando llegaron al Puerto de Motril 1.927 inmigrantes, se doblaron las cifras de anteriores ejercicios y durante 2017 se ha vuelto a duplicar.

La masificación en los Centros de Internamientos de Inmigrantes ha favorecido que cientos de los llegados a Motril este año fueran puestos en libertad y a disposición de las ONG por razones humanitarias, una vez que había transcurrido el plazo máximo permitido por ley para estar en los centros de acogida temporal sin que hubiera plazas para su traslado.

Desde Cruz Roja también se ha dado la “ayuda humanitaria que se ha podido” a estas personas, relata Alcausa, quien ha reconocido el trabajo de los voluntarios que “están ahí a la hora que sea y el día que sea”, especialmente en estas fechas especiales, en las que están más sensibilizados si cabe.

Acerca del autor

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.

Ha sido noticia…