GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

China se compromete a no usar la devaluación del Yuan como estrategia en la guerra comercial

Esta situación como otras que se han presentado últimamente, ha dejado un mal sabor en los inversionistas

Yuang

Con la volatilidad de las divisas los mercados se sacuden. Por estos días el banco central de China está considerando una serie de riesgos debido a que la moneda nacional, está cerca de los 7 dólares. Este es uno de los soportes psicológicos y podría ser devastador para la economía China. Aunque en general el Yuan es una moneda de alta volatilidad, se desempeñada pobremente durante los últimos meses, tras una devaluación de más del 9% con respecto al dólar.

Aunque Yi Gang, el gobernador del Banco Popular de China, aseguro la moneda aún se encuentra en un nivel razonable y en relativa estabilidad, es bueno analizar los riesgos que puede traer a la economía. La política monetaria de China, hasta ahora es “prudente y neutral”. Además como la gran mayoría de economías abiertas, maneja un tipo de cambio flotante, que debería absorber los choques externos de la economía.

Acusación de manipulación de divisas

Sin embargo, esta volatilidad no es un buen escenario para China, tras haber sido acusado de utilizar la volatilidad del Yuan, como herramienta arancelaria en la guerra comercial que mantiene con Estados Unidos. Y es que tras la reunión del Fondo Monetario Internacional en Bali, se alertó sobre la alta devaluación de la moneda asiática, que parece ser una estrategia para fortalecer las exportaciones de la Republica. Aunque la misma reunión, Yi Gang, se comprometió a que el país no utilizara este tipo de técnicas con el fin de evitar tensiones comerciales. Además atribuyo la fluctuación bidireccional de la moneda, a las fuerzas del mercado, las tasas de Interés de la Reserva Federal y el flujo de capitales a economías en desarrollo.

Finalmente, el FMI descarto que se tratara de una manipulación por parte del gigante asiático. De hecho, Christine Lagarde, miembro del Fondo, reconoció que el organismo fue el que le recomendó a China dejar flotar la moneda. Y que las fluctuaciones que se han generado son el resultado de las dinámicas del mercado efectivamente, y dicha depreciación está en línea con las directrices del tipo de cambio.

Guerra comercial con Estados Unidos

A pesar del compromiso hecho por China y la pronunciación de inocencia, esta situación como otras que se han presentado últimamente, ha dejado un mal sabor en los inversionistas. La guerra arancelaria entre las dos potencias y la presión que se está generando en otras economías, genera incertidumbre y tensión entre los agentes del mercado. Por un lado países como Vietnam, enfrentan presiones cambiarias, especialmente en la deuda pública. El FMI ha pronosticado un crecimiento limitado para el próximo año, como consecuencia de la guerra comercial entre las dos naciones. Y por el otro lado, la política económica con enfoque digital y tecnológico que China está llevando a cabo. Aunque parece arrebatarle campo a Estados Unidos, se ha visto en vuelta en algunos debates éticos que también tienen pensando a inversionistas y compañías.

En conclusión, esta guerra comercial entre los dos gigantes, impacta a todas las economías. La valoración y la volatilidad de estas monedas, así como la balanza comercial, son sin lugar a duda temas que se deben estudiar con miras a prever los resultados en todos los mercados del mundo. Por ahora, China está evitando las tensiones y pidió propuestas constructivas para seguir su objetivo de ser la principal potencia económica.

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.