GRANADA es noticia
PopFm Granada
Publicidad

Casi 82.000 desempleados en junio

Baja el número de parados en la provincia coincidiendo con el inicio del verano
En Granada, en junio de 2018, el paro registrado en los Servicios Públicos de Empleo ha sido de 81.746 personas, 847 menos que el mes pasado (-1,03%), y hay 1.481 personas inscritas en paro menos que hace un año (83.227) cuando descendió el desempleo en 1.507 personas

Tras conocer las cifras de desempleo del mes de junio de 2018, Juan Fco. Martín, Secretario General de UGT Granada, considera que aunque revelan una reducción del paro, es en actividades ligadas a la estacionalidad como el turismo, eso sí, a través de empleos temporales. Algo que confirma que la pregonada recuperación del empleo está basada en un modelo ya conocido, con un marcado perfil estacional y que permite avances sólo en etapas vacacionales.

Desde UGT, afirma el representante sindical, no podemos dejar de denunciar que un descenso del paro en el mes de junio, con contratos temporales y parciales, no ayuda en nada a mejorar la dramática situación que atraviesan muchas familias granadinas. La política sociolaboral tiene que situarse en el centro del modelo económico y apostar, de una vez por todas, por la calidad del empleo, por la generación de puestos de trabajo con una garantía de derechos y dignamente retribuidos y por reformar el modelo productivo a partir de su industrialización y del fomento de la innovación, ha indicado Martín (UGT).

Y es que la recuperacion económica tan proclamada sigue sin llegar a la ciudadanía, y se está cimentando en el empleo precario, que se consolida como la norma en el mercado de trabajo de la provincia de Granada, señala el representante de UGT. Prevalecen los contratos indefinidos a tiempo parcial, con consecuencias muy negativas en términos de calidad del empleo y de capacidad adquisitiva. Además, recuerda el ugetista, esto conlleva una elevada rotación en el empleo.
La nueva política laboral que debe implemantar el nuevo Gobierno pasa, imprescindiblemente, por la inmediata derogación de las dos últimas Reformas Laborales, por dejar de pisotear los derechos de los desempleados con injustos repartos de los presupuestos de las políticas activas de empleo y por avanzar en un nuevo Estatuto de los Trabajadores acorde con las nuevas características del mercado laboral, ha asegurado, abogamos por volver a poner en valor la Negociación Colectiva, y por la mejora de los Convenios Colectivos como fórmula más adecuada de garantizar los derechos e intereses de los trabajadores.

Para CCOO Es necesario que las personas trabajadoras recuperen su poder adquistivo y mejoren las condiciones laborales en las que realizan su trabajo, empeoradas por una reforma laboral responsable de esta precariedad y que debe ser revertida.

Esta bajada del paro, denuncia CCOO, no se traduce en estabilidad en el empleo, no hay mejora en los salarios ni en las condiciones de vida de las personas trabajadoras que siguen sin afrontar su futuro con tranquilidad, ya que viven con la amenaza continua del despido.

Esta temporalidad y precariedad afecta fundamentalmente a las mujeres que han sido las más afectadas por la crisis. De hecho, en este mes son 9.268 mujeres desempleadas más que hombres, por lo que ellas siguen siendo las victimas fundamentales de estas políticas de recortes.

Por todo ello, desde CCOO Granada seguimos reivindicando la necesidad de un cambio de modelo productivo que sea capaz de crear estabilidad y calidad, por lo que considera el sindicato que sería necesario apostar e invertir en el sector de la Industria, y en los sectores de intensidad tecnológica media y alta que generan un mayor valor añadido.

Para CSIF Granada, primer sindicato de la Función Pública y tercero en la empresa privada, valora el descenso del paro en 847 personas en el mes de junio en Granada, pero a su vez lamenta que de nuevo continúe sin bajar de la barrera de las 80.000 personas sin trabajo en la provincia y que este descenso sea casi la mitad del registrado en junio de 2017.

La Central Sindical considera el descenso del paro en junio como consecuencia del inicio de la campaña turística veraniega y de los contratos temporales, por lo que insiste en que los datos son estacionales dada la alta temporalidad y precariedad del empleo en la provincia. A este respecto, el presidente de CSIF Granada, Germán Girela, alerta “del menor ritmo de destrucción del desempleo que presenta nuestra provincia, con un 1%, si se compara con la media andaluza, un 1,3%, y nacional, un 2,8%, y que una vez más demuestra la debilidad del tejido productivo de Granada”.

Por ello, insiste en la necesidad de reformar dicho tejido mediante la articulación de una nueva y renovada Concertación Social, “que diseñe medidas eficaces y eficientes en la lucha contra el desempleo, drama que, a pesar de la buena cifra de este mes de junio, sigue lastrando a la economía granadina con 81.746 desempleados en la provincia”.

Respecto al número de contratos, Granada generó 44.917 durante el mes de junio, de los cuales el 95,8 % (43.013 contratos) fueron temporales, dejando de nuevo en evidencia la temporalidad del mercado laboral. De igual modo, CSIF Granada alerta que, en paralelo, han descendido en un 0,51% las afiliaciones a la Seguridad Social en Granada (situando la afiliación media en 325.578 personas) así como el número de prestaciones, que se sitúan en 57.390, por lo que el 30% de los desempleados ya no percibe ninguna ayuda.

Valoración de la Patronal

Para el presidente de la Confederación Granadina de Empresarios (CGE), Gerardo Cuerva, ha calificado hoy como positivos los datos del paro registrado en el mes de junio, que reducen la lista del desempleo en 847 personas (-1,03%) y sitúan la cifra total de parados al nivel más bajo de los últimos nueve años. La provincia ha conseguido cerrar el mes de junio con 81.746 desempleados, la cifra más baja desde septiembre de 2009 (por entonces había 81.742 granadinos apuntados a las listas del Servicio Público de Empleo Estatal). Tras cuatro meses consecutivos a la baja, el mercado laboral granadino está más cerca que nunca desde que comenzó la recuperación de bajar de la barrera de los 80.000 parados, lo que sin duda es “una buena noticia para la economía granadina”.

La caída del desempleo –que en términos interanuales ha sido del 3,86%, con 1.481 parados menos que hace un año- está estrechamente vinculada con el sector servicios (-517 parados), aunque también han sido importantes los descensos en la construcción (-137), la industria (-121) y el colectivo sin empleo anterior (-320). La agricultura es el único sector productivo que ha registrado un aumento del paro de 248 personas, coincidiendo con la finalización de varias campañas.

Sin embargo, el presidente de la CGE ha asegurado que los datos tienen algunos matices que “ensombrecen” esa primera lectura positiva. El más claro es el persistente desequilibrio que hay entre el mercado de trabajo de Granada y los de Andalucía y España. En el último mes, la provincia ha reducido el paro un 1,03%, mientras que Andalucía lo ha hecho un 1,31% y España, un 2,77%. En el conjunto nacional, la caída del paro está cerca de triplicar la que ha experimentado Granada, lo que evidencia que la provincia no tiene los recursos suficientes para seguir el ritmo de la recuperación española.

Sin salir de Andalucía, las diferencias también son alarmantes. El descenso del desempleo granadino puede calificarse de tímido si se compara con el que han registrado provincias de litoral como Cádiz (-4,37%) y Málaga (-3,92%), espoleadas por el inicio de la temporada turística. “Esta enorme diferencia confirma, una vez más, que Granada no está aprovechando el potencial turístico de la Costa Tropical”, ha explicado Gerardo Cuerva, que asegura que el desarrollo turístico del litoral granadino es vital para que la provincia “pueda competir en igualdad de oportunidades” con el resto de provincias de costa durante los meses de verano.

Los datos de afiliación a la Seguridad Social son los que ofrecen la prueba más clara de que Granada no se recupera al mismo ritmo que el resto del territorio. Pese a la caída del desempleo, la provincia no ha sido capaz de crear empleo, y ha registrado una caída de 1.653 afiliados (-0,51%), hasta los 325.578. Aunque se trata de una tendencia habitual en el mes de junio –fruto, entre otras cosas, de la movilidad laboral y de la finalización de contratos en centros educativos-, “no deja de ser preocupante que se produzca una bajada tan significativa en la afiliación”. Sobre todo, porque en España la tendencia ha sido totalmente opuesta: la Seguridad Social ha ganado en junio 91.322 afiliados, un 0,48% más. Con más de 19 millones de cotizantes, el mercado de trabajo español ha alcanzado en junio la cifra de afiliación más alta desde septiembre de 2008

Etiquetado como:

Acerca del autor

Artículos relacionados

Deja un comentario

You must be logged in to post a comment.